Antigüedad

La Bretaña de los druidas, de César y de Astérix

Los celtas, procedentes de Europa central, sucedieron a los constructores de megalitos. Mostraron una gran adaptabilidad a entornos muy diversos e impusieron su lengua y sus costumbres. Imprimieron al país esta imagen viva de tierra de leyendas. A pesar de su resistencia no pudieron impedir que César y sus tropas conquistaran la región en el año 56 a.C. Roma organizó las provincias a pesar de unos pocos indígenas irreductibles.

Foto 1 Antigüedad Foto 2 Antigüedad

Los celtas entran en la historia

En el año 500 a.C., los celtas llegaron con su civilización a la península bretona. Dejaron fuertes huellas en el territorio que ellos bautizaron como Armórica: la tierra del mar. Los namnetas se asentaron en el norte de Nantes, los vénetos en Morbihan, los osismos en la punta de Finisterre, los coriosolites en las Costas de Armor y los redones en el noroeste. En los poblados y asentamientos fortificados desarrollaron talleres donde trabajaron los metales con gran habilidad. Nos han legado un formidable tesoro de monedas admirable en el Museo de Bretaña de Rennes, en particular.

Fuente de leyendas

Esta sociedad se basaba en una aristocracia guerrera y una casta de sacerdotes-adivinos: los druidas. La religión se inspiraba en las fuerzas de la naturaleza, especialmente vivas en esta región. Los Montes de Arrée albergaban el Yeun Ellez: las puertas del más allá. Otras leyendas poblaban el caos del Huelgoat (las brumas de las landas). Los bardos (poetas-músicos) relataban las aventuras de los héroes y los dioses. Este rico imaginario sigue viviendo en la actualidad a través de un universo de símbolos muy seductores y de historias fascinantes.

Todos los caminos conducen a Roma

En el año 57 a.C., los romanos ocupaban toda Armórica. ¿Toda? No. Los vénetos se resistían. Fueron necesarios un año y toda la potencia del César para vencerlos ante el golfo de Morbihan. Los romanos crearon una red de vías entre Condate (Rennes), Fanum Martis (Corseul), Condenvincum (Nantes) y Dariotium (Vannes). En Carhaix, un gran acueducto alimentaba las fuentes y los baños públicos. Corseul albergaba el Tempo de Marte, uno de los escasos monumentos erigido en varias alturas. No lejos de ahí, se han hallado columnas, estelas y otras joyas. Excavaciones recientes están sacando a la luz sorpresas de la Antigüedad como sucedió durante la construcción del metro de Rennes.

¿Lo sabías?

¿Un festival galorromano?

Las 150.000 personas que acuden al festival de Carhaix cada año se quedarían de piedra si supieran que la ciudad ya era un centro cultural y económico cuando la fundaron los romanos hace 2.000 años.

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com