Breton idioma

Komz a rit brezhoneg? o ¿Hablas bretón?

El bretón es la última lengua celta de Europa emparentada con el escocés, el galés y el irlandés. En el siglo VII estaba extendida por toda la península, antes de arrinconarse al oeste de la diagonal formada entre Saint-Brieuc y Vannes. Actualmente unas 200.000 personas hablan brezhoneng y, entre ellas, cada vez hay más jóvenes. También se aprecia este avance de la lengua en las señales de tráfico y en el mundo editorial.

Foto 1 Breton idioma Foto 2 Breton idioma Foto 3 Breton idioma Foto 4 Breton idioma

De la vergüenza al orgullo

Durante la primera mitad del siglo XX, la República Fracesa impuso el francés. A los estudiantes recalcitrantes se les castigaba sosteniendo un zueco o un cartel donde se leía “prohibido escupir y hablar en bretón”. Más adelante, intelectuales y políticos volvieron a dar voz al bretón. Actualmente, la lengua conoce un auge entre los jóvenes. Las escuelas bilingües Diwan (la semilla) escolarizan a 3.000 alumnos hasta el bachillerato. Actualmente existen escuelas bilingües en la enseñanza pública y privada. En total, unos 10.000 estudiantes hablan brezhoneg.

¿Una o varias lenguas?

Que quede claro: el bretón es una lengua y no un dialecto. Y se descompone en cuatro dialectos: el cornuallés al Sur de Finisterre, el leonés al Norte de Finisterre, el tregorés y el vannetés. Al Este, el que más se oye es el galo.

¿Quién habla bretón?

Se estima que 200.000 personas hablan bretón. La mayoría de ellas viven en Finisterre. 35.000 nativos siguen usando el bretón a diario. Si te abres de oídos (skouarn) en los mercados locales podrás escuchar diálogos coloridos de los que no entenderás nada.

El bretón en las señales viarias

Las señales viarias y los indicadores oficiales se han pasado al bilingüismo. Si Quimper se reconoce fácilmente como Kemper (la “confluencia”), la transformación es menos sencilla para Vannes que pasa a ser Ar Gwened. Verás que hay algunos términos que se repiten para designar lugares y es que, por ejemplo, Ker significa “lugar habitado”, “pueblo”. Otro ejemplo del éxito de la lengua es que cómics famosos como Asterix o Titeuf también están traducidos al bretón.

¡Atrévete!

Las expresiones más conocidas muestran la amabilidad de los bretones. Por ejemplo: Yech Mad (a tu salud), fest-noz (fiesta de noche), degemer mat (bienvenido) o Kenavo (hasta luego)

En seguida pasarás a compartir unas krampouezh (crepes) y unos kouign-amann (pasteles a la mantequilla).

Y siempre es útil saber:

mat an traoù ? ¿Cómo va?

petra zo?         ¿Qué tal?

Pero las cosas irán a peor si te vuelves un torr-penn (un pesado) o si oyes un poderoso diwall! (¡cuidado!)