Patrimonio

La casa tradicional de Bretaña puede definirse como engullida en el granito, serpenteada de liquen y cubierta de pizarra, con una capilla protectora no demasiado lejos. En las ciudades, las casas medievales de entramados de madera permiten revivir la historia a menudo la protección de unas murallas. La solidez de las fortificaciones se plasma en faros y diques, que renuevan sus antiguos aparejos. Muchos sitios siguen hablando de historia.

Foto 1 Patrimonio Foto 2 Patrimonio Foto 3 Patrimonio Foto 4 Patrimonio Foto 5 Patrimonio
  • Centre-ville de Morlaix (29)

    Patrimonio urbano

    La solidez de los edificios y el apego de los bretones al patrimonio protegen las callejuelas, los barrios adoquinados de tradiciones en las ciudades declaradas de Arte e Historia y en las Pequeñas Ciudades con Carácter…. el pasado se recorre a pie, se evade en una callejuela de escaleras, se expande por una plaza rodeada de casas medievales de madera o se imbrica detrás de la muralla. Las ciudades siguen vivas y no dejan de abrirse al presente.

    Más información

  • Mouillage à Belle-Ile-en-Mer

    Patrimonio marítimo

    El mar está por doquier, como fuente de trabajo o de placer, e impregna el alma bretona. Vuelven al mar los veleros tradicionales en bonitos puertos vigilados por los faros. Estos refugios se codean con Guilvinec o Concarneau, las capitales de la pesca. Más allá, los fórmulas 1 de las olas disputan regatas. Discípulos de Tabarly, Kersauzon o Peuron zarpan de St. Malo para emprender la Competición del Ron o la Lorient-St. Barth.

    Más información

  • Château de Vitré

    Castillos y fortificaciones

    Bretaña fue deseada por españoles, ingleses y duques rivales y tuvo que defenderse construyendo murallas, fortalezas y castillos. A menudo se encuentran enclavados en lugares magníficos, como en el Cap Fréhel o en Camaret, porque desde lo alto gozaban de los mejores puestos de vigilancia. Actualmente, estas construcciones son tomadas pacíficamente por los visitantes, cuyo objetivo principal es la ciudad amurallada de Concarneau.

    Más información

  • Chaumière

    Patrimonio rural

    Para construir casas solariegas y granjas, los bretones primero tuvieron que picar el granito. Esta piedra confiere a los pueblos ese encanto irrepetible y tan propio, a la vez sobrio, macizo y cálido. Fuentes, lavaderos y hornos de pan se multiplican por doquier. Aunque el hábitat tradicional se reconozca a primera vista, depara algunas sorpresas. Y cambia según los materiales disponibles y las zonas.

    Más información

  • Patrimonio religioso

    No hay bahía, pedazo de landa o acantilado sin su cruz de piedra, su estatua o su capilla. Los bretones, íntimamente ligados a lo sagrado, no se han hecho de rogar para cubrir la región de monumentos religiosos. Más que las catedrales, lo que impresiona son la multitud de iglesias y la riqueza de los recintos parroquiales. La verdad es que casi 900 santos velan por estos fieles.

    Más información

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com