Edad Media

Ciudades cada vez más fuertes

Ya sabemos que la Edad Media no fue un camino de rosas. Entre los siglos X y XIV se encadenaron guerras y rivalidades por el trono. Varios nobles reivindicaron el ducado bretón. A veces, el ruido de sables parece seguir resonando en las ciudades fortificadas y sobre las murallas que han resistido a la historia. Protegidas tras las murallas han sobrevivido un buen número de casas medievales con entramado de madera.

Foto 1 Edad Media Foto 2 Edad Media Foto 3 Edad Media

Menudo culebrón fueron las luchas entre ducados

Tanto el rey de Francia como el de Inglaterra se disputaban Bretaña y lo hacían con guerras llevadas a cabo por sus vasallos y en nombre de diversos juegos de alianzas. Al final, acordaron poner al frente a un duque, el francés Pierre de Dreux, futuro Pedro I, previamente casado con Alix, de sangre inglesa. Pedro I reinó moviendo los hilos entre el soberano francés, el inglés y los nobles locales. En el siglo XIV, durante la guerra de los Cien Años, estalló una guerra de sucesión entre Charles de Bois y Jean de Montfort. Tras más de veinte años de conflicto, Jean de Montfort se colocó a la cabeza del ducado. Le sucedió su hijo, que inició una impresionante trayectoria.

Castillos-fortaleza con los pies en el agua

Tanto combate obligó a construir fortificaciones que se edificaron en las zonas fronterizas del Este (como en Vitré) o frente al mar. En el litoral, las fortalezas con su torre maestra habitable siguen desafiando el horizonte entre parajes excepcionales. En Suscinio, el camino de ronda de la residencia preferida de los duques de Bretaña permite admirar la playa. En cabo Fréhel, los puentes levadizos sobrevuelan los acantilados. La ciudadela de Concarneau es un islote feudal muy animado en el corazón del puerto.

Las casas de entramado de madera están de fiesta

Al abrigo de las murallas, la vida florecía en las ciudades. Los burgos albergaban a arqueros y caballeros de otras tierras. Nacieron las casas medievales de entramado de madera. Se fundaron las primeras cofradías como en la calle Kereon o la calle Sallé de Quimper.

Si sigues la calle du Jerzual en Dinan viajarás en el tiempo bajo los pórticos medievales. Todo resulta aún más impresionante durante las fiestas de las murallas. En Vannes, la fiesta medieval vuelve a dar color a las fachadas de las casas medievales de varias alturas.

¿Lo sabías?

¿Quién era san Ivo?

San Ivo es junto con santa Ana, el santo más popular de Bretaña. En el siglo XVIII, el abogado Yves Hélori defendió a los pobres ante el tribunal de Rennes. De forma espontánea surgió un culto alrededor de este reconductor de errores, convertido en patrón de los bretones y de los abogados.

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter