Las marismas de Redon

Una ciudad entre la tierra y las marismas

Foto 1 Las marismas de Redon Foto 2 Las marismas de Redon Foto 3 Las marismas de Redon

Si te gustan los paisajes que se mueven entre la tierra y el agua, te quedarás convencido con las marismas de Redon. Aquí los ríos Aff y el Canut han abierto magníficos valles que enmarcan paseos inolvidables entre las marismas y la variedad arquitectónica. ¡Lo mejor es visitarlo en barco!

En la confluencia del río Oust con el Vilaine se alza la ciudad de Redon como si fuera una isla en tierra firme. Las marismas en forma de estrella rodean la ciudad y le confieren un carácter único. Además del casco antiguo y de la magnífica abadía de Saint-Sauveur, la riqueza del paisaje se conoce a pie o en barca. Ríos con gran riqueza íctica y reservas ornitológicas impresionantes son solo los embajadores de un patrimonio natural excepcional.

¡Al barco!

Alquilar un barco en La Roche-Bernard, Redon, Messac o en Pont-Réan es sin duda la mejor forma de conocer la zona de marismas de Redon. Durante ese paseo podrás admirar pinos marítimos y castaños, así como salinas y antiguas plazas fuertes que salpican las orillas del río Vilaine. Es un sorprendente paseo sobre el agua.

Una inmensa abadía

Conocer Redon y su magnífica abadía benedictina de Saint- Sauveur te tomará algunas horas pues no por nada fue el centro religioso más importante de la Edad Media. El elegante casco antiguo conserva un hermoso legado arquitectónico del pasado. Admira el castillo del Mail o el Palacete de Richelieu y su torreón cuadrado.

¿Lo sabías?

Bailar no siempre sienta bien

¿Conoces a las Señoritas de Langon? Ese es el nombre de alineamiento de menhires del pueblo del mismo nombre. Cuenta la leyenda que las señoritas de Langon fueron convertidas en piedra porque fueron al baile en lugar de ir a la iglesia.

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter