Le Faouët

Un "far-west" verdoyant

Foto 1 Le Faouët Foto 2 Le Faouët Foto 3 Le Faouët Foto 4 Le Faouët Foto 5 Le Faouët

Entre unos campos muy moldeados por la erosión, la población de Le Faouët rezuma encantos, promesas de bonitos paseos… ¿Quién podría imaginar que aquí, en la frontera de la Cornouaille de Morbihan, se encuentran los mejores mercados cubiertos de Bretaña, una de las mejores tribunas del coro de Francia y suntuosas capillas góticas?

En el país del rey Morvan

A 40 km de Lorient, El Faouët (el hayedo, en bretón), se encuentra en una región accidentada. El bocaje salpicado de aulagas está cincelado por un río rico en salmones y truchas, el Elle. Los Bouteville fueron los primeros grandes señores de la ciudad. En el siglo XV, dotaron a la región de un rico patrimonio civil y religioso, que han dado lugar a los circuitos actuales. Alrededor del mercado cubierto, la familia Goulaine y más tarde los barones Du Fresnay transformaron la ciudad en una plaza importante. Una importancia que se refleja ahora en las actividades turísticas.

Un mercado cubierto medieval: les Halles

Es imposible pasarlo por alto. Les Halles (s. XVI) es el mercado medieval que se yergue majestuoso de 1.000 m2en la plaza central. El gran techo de pizarra cubre una magnífica estructura de roble y abeto. Un campanario octogonal en forma de bulbo corona el conjunto. Dos veces al mes, el mercado se llena de la animación de antaño. A dos pasos de ahí, el Convento de las Ursulinas (s. XVII) alberga un museo que hace honor a los artistas que han vivido en Bretaña.

Milagros de la arquitectura

La capilla de Sainte-Barbe (1489-1512) se asoma a vacío de un barranco lleno de vegetación. Una doble escalera monumental del siglo XVIII sirve de acceso. Sire de Toulbodou prometió a santa Bárbara que si sobrevivía a una tormenta terrible le construiría una capilla. Esta es de estilo gótico flamígero decorada con gárgolas, suntuosos vitrales y ex votos. Un sendero desciende hacia la fuente donde las muchachas lanzan sus horquillas con el fin de encontrar esposo. Encima de la capilla podrás revivir el placer infantil de hacer sonar la campana de la torre cercana a la casa del guarda.

A 1 km del centro de la ciudad, la capilla de Saint-Fiacre es un espléndido testimonio del gótico flamígero. Su maravillosa tribuna de madera colorida (una de las más antiguas de Bretaña) la ha hecho famosa. Este libro de imágenes atentamente esculpido presenta en una cara los poderes del mal y en la otra, una evocación de la salvación a través de la iglesia.

¿Lo sabías?

¿Quién fue Marion du Faouët ?

Fue la Robin Hood bretona. Con Luis XV, Marie Tromel, conocida como Marion de Faouët, robaba a los ricos y repartía una parte entre los más pobres.

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter