Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol

La antigua capital religiosa de aires medievales

Foto 1 Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol Foto 2 Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol Foto 3 Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol Foto 4 Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol Foto 5 Dol-de-Bretagne y el Mont-Dol

Situada a las puertas de Bretaña, la antigua ciudad episcopal de Dol ofrece al visitante sus tesoros arquitectónicos: la catedral Saint-Samson (estandarte del gótico bretón), casas medievales… y también unas vistas impresionantes al Monte Dol y a toda la bahía del Mont-Saint-Michel.

¿Sabías que Dol fue la capital religiosa del rey Nominoë durante el siglo IX y también ciudad episcopal en el XIX? La catedral de Saint-Samson, un orgullo del gótico bretón, habla de este rico pasado espiritual y bien merece una visita. No te conformes con su fachada imponente, en el interior solo hay elegancia y ligereza. Y si quieres saber más, en la plaza, la Cathédraloscope te lo contará todo sobre la construcción de catedrales en Europa.

Viaje a la Edad Media

Además de la catedral, otras obras arquitectónicas de la Grande-Rue-des-Stuarts te sorprenderán: levanta la vista para admirar estas construcciones con pórticos y pilares. La casa des Petits Palets es una de las más antiguas de Bretaña: data del siglo XII.

Tierra de leyendas

A tres kilómetros de la ciudad se alza el Mont-Dol, un peñasco de granito de 65 m de altura que ha dado lugar a numerosas leyendas. Cuentan que San Miguel y el diablo se enfrentaron aquí. En la roca pueden verse las garras y el sillón del diablo, así como la huella de San Miquel como testimonios de ese combate legendario. Pero el espectáculo está en otra parte: en las vistas a la bahía, desde Cancale a Granville sin olvidar el Mont Saint-Michel.

¿Lo sabías?

Mamuts, osos y rinocerontes

En el siglo XIX una serie de excavaciones sacaron a la luz un interesante yacimiento paleolítico: se hallaron restos de decenas de mamuts, rinocerontes y hasta osos.

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter