Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance

Paisajes pintados por el hombre y la naturaleza

Foto 1 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance Foto 2 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance Foto 3 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance Foto 4 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance Foto 5 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance Foto 6 Las once esclusas de Hédé-Bazouges y el canal de Ille-et-Rance

El canal, conexión fluvial entre el océano y la Mancha, atraviesa una Bretaña bucólica y romántica entre Rennes y el estuario del Rance. Podrás disfrutar de unos recorridos apacibles, tanto en bicicleta como a pie y a caballo, marcados por el ritmo de las esclusas y las paradas en cautivadores pueblos.

¡Rápido, traigan una escalera!

¿Cómo supera un barco 27 metros de desnivel? Gracias a un desafío técnico conformado de una sucesión de once esclusas en poco más de 2 km. Presenciar el desfile de las embarcaciones en esta escalera de agua es un espectáculo fuera de lo común. En Hédé-Bazouges, las esclusas se alinean formando una perspectiva sorprendente. Para aprender más acerca de este lugar y de las obras fluviales, la Maison du Canal ató amarras en una casa de esclusas. Maquetas y exposiciones relatan la aventura humana y técnica de esta vía de agua.

Caminos al borde del agua

Gracias a la vía verde y las sendas ciclistas, podrás bordear el canal, a pie o en bicicleta, y deleitarte con los embarcaderos y las pasarelas llenas de flores. Algunos trayectos se alejan de las riberas para adentrarse en el campo vecino. El circuito pedestre de la Rigole de Boulet nos conduce a los tesoros históricos y naturales de los conductos que alimentaban con agua el canal. Saliendo de Saint-Domineuc, un paseo en bicicleta serpentea entre casas de adobe y bellas residencias. Desde esta bonita escala, también podrás llegar a Dinan en kayak o espabilar los bíceps durante el paseo.

Residencias señoriales y casas coquetas

Al sur de Dinard y de Saint-Malo, a ambos lados del Rance, hermosasmalouinières(mansiones de armadores) se cobijan en el corazón de bonitos parques y jardines, como la finca de Montmarin, abierta para curiosos. Más abajo, te cautivará la «Petite Cité de Caractère» de Léhon, que se encuentra a orillas del Rance. Su castillo medieval del siglo XII, su viejo puente de piedra y su abadía benedictina dedicada a san Maglorio conforman el paisaje de una postal. Frecuentes actividades dan vida a este patrimonio preservado. Todos los años, a mediados de septiembre, el festival «Jazz aux écluses» de Hédé-Bazouges, anima las riberas del canal.

¿Lo sabías?

¡Esclusas llenas de vida!

En 1804, Napoleón ordenó la construcción del canal de Ille-et-Rance. Desde su puesta en servicio, muchas esclusas se siguen accionando manualmente y varias casas de escluseros permanecen habitadas junto a un pequeño jardín lleno de flores.

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter