Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas

Entra en el universo del surf con un campeón en la playa de la Torche.

Foto 1 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 2 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 3 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 4 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 5 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 6 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 7 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas Foto 8 Aprende a disfrutar del viento, el mar y el surf con Thomas

En la playa de la Torche, el conocido spot de surf de Pors Carn nos da la bienvenida. Aquí está Thomas Joncour, subcampeón de Europa de Surf, esperando la mejor ola en su nuevo club. Con este monitor excepcional, la sesión de iniciación tiene lugar en un entorno natural precioso y en un ambiente muy relajado. Durante 2h30 disfrutarás de la plancha, del viento, de las carcajadas y de un entorno natural idílico.

Inmersión en plena naturaleza

Sin moverse de la playa, con los pies en la arena, Thomas señala los dólmenes y los blockhaus que resisten la fuerza del viento en la punta de la Torche. En frente, hay un puertecito con algunos barcos. El campeón es intratable en su costa bigoudina, no solo sobre la tabla, sino también por su conocimiento del lugar. Nuestra mirada se entretiene con los colores de este paraje natural protegido: el blanco nacarado de la playa, los tonos verdes de la vegetación y el azul del océano: azul marino, turquesa y jade en las aguas de la bahía. ¡Y ahora pasemos a la acción!

El placer del surf

Un calentamiento corto de músculos, algunos consejos de seguridad, una pizca de teoría y… ¡todo el mundo al agua! Con la plancha al lado, salimos en busca de la mejor ola. Para las primeras pruebas no hace falta ir demasiado lejos, con tener el agua hasta media pierna basta. Incluso la espuma nos ayuda a deslizarnos. La mirada experta del campeón nos anuncia la llegada de olas favorables. Me tumbo sobre la plancha, oriento la cara hacia la playa y, animado por Thomas, remo con los brazos, tres metros por delante de la ola. La ola me atrapa, siento su impulso y me dejo empujar alegremente hasta la orilla. Y solo tengo ganas de una cosa: ¡Volver a empezar!

Nos ponemos todos en pie… o casi

Somos un grupito pequeño. Así es más fácil que Thomas nos de indicaciones, nos guíe, y nos corrija. Somos principiantes, pero muy privilegiados. Al cabo de 4 o 5 olas tumbados, el equipo regresa a la playa para saber cómo ponerse de pie. Tal como lo cuenta Thomas, parece muy sencillo. John es el primero en conseguir el take-off. La sensación es alucinante. Las sonrisas llenan los rostros, a pesar de que la verticalidad sea muy breve. De todas formas, caer al agua también es un placer. El único peligro es que nos pique el gusanillo del surf. Ahora nos entregamos todos a intentarlo, caernos, reírnos y animarnos mutuamente. ¡Qué risa!

 Manzanas, anécdotas y crepes

Después de tanto esfuerzo, nos esperan sabrosas recompensas. En la duna, pasamos del agua salada al zumo de manzana local o al café. Las crepes de Penmmarch, cubiertas de mantequilla ligeramente salada o miel, son una delicia. Y en función de la hora, a la mesa puede llegar hasta el paté. Los surfistas neófitos comparten sus impresiones y se desencadenan las conversaciones. Thomas cuenta algunas anécdotas. Nos relata también que le encanta su tierra y que ha venido a plantar sus planchas en su tierra natal tras haber recorrido los mares de todo el mundo. Junto a Alan, campeón de bodyboard, decidió fundar esta escuela de surf 100% BZH. Decidieron quedarse en Pors Carn porque la bahía, entre la punta de la Torce y un dique natural, ofrece olas accesibles. ¡Y además es uno de los rincones más bonitos de la costa!

Deporte y excursiones: una combinación fantástica

Para demostrar que este es un lugar maravilloso, Thomas nos da algunas recomendaciones para visitar. Justo al lado, se halla el Museo de la Prehistoria: para surfear por los periodos de la Tierra. Más allá de la punta, la playa de la Torche permite apreciar las evoluciones de los acróbatas de las olas. Más allá se hallan los hornos de algas con las que se extraía el carbonato de socio, dos grandes puertos pesqueros y el faro de Eckmuhl, que permite ver el mar desde otra perspectiva. Antes o después de surfear, otras actividades se introducen en nuestro programa.

Texto : Annick André

 

 

Información complementaria

Plage de Pors Carn 29760 Penmarc’h
http://www.29hood.com/

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter