Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella

En Cancale, en el seno de una bizcochería artesanal

Foto 1 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 2 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 3 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 4 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 5 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 6 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 7 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella Foto 8 Prepare sus "Palets" bretones en la Maison Guella

En la gastronomía bretona, las galletas de mantequilla salada ocupan un sitio importante. Desde siempre, son las golosinas que las abuelas dan a sus nietos. Jennifer y Vincent, confiteros en Cancale, os enseñarán a prepararlos. Una receta muy simple que podréis personalizar según vuestros antojos. Para volver a preparar en casa sin moderación.

Un placer de la infancia

Réalisez vos palets bretons à la Maison Guella

Lo confieso sin rodeos: de todas las galletas bretonas, los palets siempre han sido mis preferidas. La razón es bien sencilla: son las más gordas. También me gusta su sabor de mantequilla salada y su textura de pastaflora que se deshace al morderlos. ¿Aprender a prepararlos? Encuentro que la idea es genial. Tanto más si son los artesanos de la Maison Guella (bizcochería y confitería de renombre de la Costa Esmeralda) quienes me enseñan su receta, su destreza con la pasta y sus secretos de fabricación.

Pongamos las manos en la masa

Réalisez vos palets bretons à la Maison Guella

Jennifer y Vincent Guella nos acogen en su bizcochería artesanal, en Cancale, un verdadero palacio de los dulces. Caramelos de mantequilla salada, crema para untar «Gwelladou», pirulí «la Chiquette», el caramelo «Guénaot»... y la creación más reciente, la mermelada de caramelo con frutas, una gama de 11 sabores, entre ellos el de manzana, con el dulce sabor de la tarta tatin (tipo de tarta de manzanas caramelizadas). Al fondo, se encuentra el taller de Vincent, donde una mesa ha sido preparada especialmente para nuestro grupo, todos se ponen un delantal y se ponen en su puesto para preparar los ingredientes. Jennifer ya nos da un truco: “Para ablandar la mantequilla, envuélvala en papel para horno y pásele un rodillo pastelero”. ¡Hacer galletas ayuda a desahogarse!

Una receta tradicional y sencilla

Réalisez vos palets bretons à la Maison Guella

La jovial Jennifer nos guía paso a paso bajo la mirada experta de Vincent. Primero, mezclamos la harina, el azúcar y la levadura. Después, añadimos la mantequilla salada. Por cierto, ¿sabéis por qué a los bretones les gusta tanto la mantequilla salada? Jennifer os contará esta historia que data de la Edad Media... Después, hay que añadir las yemas de huevo y mezclar con las manos. Mezclamos, amasamos, aplastamos... Es muy agradable, incluso si los músculos empiezan a calentarse. Jennifer afirma riendo que «los Palets son algo calóricos, pero se queman muchas calorías preparándolos».

Palets a medida

Réalisez vos palets bretons à la Maison Guella

Ya está, nuestras bolas de pasta están listas. “Si lo deseáis, podéis añadir pepitas de chocolate, smarties® o trocitos de caramelo”. Con entusiasmo, todos crean su propia receta. Después, con la pasta, formamos un rollo y la cortamos en trozos que ponemos en moldes. Julien, que vino a Cancale durante las vacaciones, añadió un toque de mermelada sobre los suyos. Por mi parte, intento hacer palets con pepitas de chocolate cubiertos con una pizca de flor de sal. ¡Al horno!

Los dulces: una historia familiar

Réalisez vos palets bretons à la Maison Guella

Mientras que nuestros Palets se hornean, Jennifer nos ofrece un vaso de zumo de manzana. Nos cuenta la historia de la familia Guella mientras visitamos el taller. «Vincent sigue las recetas de su abuelo, quien empezó en la confitería en 1920. Desde entonces, utilizamos siempre la máquina de cobre con la que él preparaba el caramelo». ¡Los Palets están listos! Para llevarnos a casa nuestra treintena de galletas, Jennifer nos entrega cajas marcadas con nuestro nombre. ¡Esta noche, voy a sorprender a mis hijos! Sobre todo, porque mis Palets de chocolate y flor de sal quedaron (con toda modestia) completamente deliciosos.

Texto: Julie Durand

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter