Una noche en el canal

Seis ideas para una estancia fluvial

Foto 1 Una noche en el canal Foto 2 Una noche en el canal Foto 3 Una noche en el canal Foto 4 Una noche en el canal

¿Te apetece una escapada a un lugar atemporal, lejos del entorno urbano? Déjate deslizar por el cauce de los canales bretones y duerme arrullado por el susurro del oleaje y el murmullo del viento. Vivirás la naturaleza de forma auténtica y en completa libertad.

1. Una casa flotante

Ti War An Dour - gîte flottant

Situados cerca de Josselin, atracados en un estanque contiguo al canal de Nantes a Brest, los alojamientos flotantes Ti War An Dour («casa flotante» en bretón) prometen noches de serenidad y descanso. Cuentan con dos dormitorios, uno de ellos de matrimonio, una agradable terraza y amplios ventanales para contemplar el panorama mientras tomas el aperitivo y disfrutas de la conexión Wi-Fi. Es el lugar idóneo para pescar cerca de Josselin y la ubicación perfecta para instalar tu cuartel general, y desde allí, descubrir el canal de Nantes a Brest en barco o en bicicleta eléctrica, que podrás alquilar justo al lado.

Para más información: www.gite-flottant.fr (FR)

2. En barco, en kayak o en bicicleta

Île flottante - Hédé

¿Conoces la toue cabanée (cabaña flotante)? Es el barco tradicional del Loira que se utilizaba para la pesca y el transporte de mercancías y en el que se podía pasar la noche gracias a una pequeña cabaña. Personalizado con una marquesina para disfrutar del exterior, incluso con mal tiempo, latoue cabanéees un alojamiento insólito con suficiente espacio para que dos niños puedan jugar a los Robinsones. Podrás disfrutar del desayuno en la terraza, frente a las magníficas once esclusas de Hédé-Bazouges. Dispones también, de forma gratuita, de dos bicicletas de adulto y un kayak para recorrer con total tranquilidad el canal hacia Dinan y el valle del Rance.

Para más información: www.illeflottante.com (FR)

3. Una gabarra con todas las comodidades

Péniche Armor

En 1912, la gabarra «Armor» fue el primer automotor de hierro que navegó en Bretaña. Tras un siglo de duro trabajo, esta vieja dama se ha transformado en un alojamiento insólito de 80 m² que derrocha encanto. Atracada en el canal de Ille-et-Rance, a tan solo diez minutos a pie de la aldea de Chevaigné, la embarcación está equipada con todo el confort moderno. Cuenta con tres cabinas dobles, dos cuartos de baño, una amplia cocina-bar, un minisistema de cine en casa y una suntuosa terraza en la cubierta para desayunar o tomar el sol. Después de la siesta, el terreno de petanca a solo 100 m de distancia resulta tentador.

Para más información: www.peniche-gite-bretagne.com (FR)

4. Arte flotante

Osmonde & Canotage

Jean-Luc y Valérie han transformado esta chalana de fondo plano, situada cerca de Québriac y rodeada de zonas verdes, en un alojamiento flotante colorido y acondicionado para dos personas. En esta auténticatoue cabanéellamada Osmondo y adosada a una casa de esclusas, disfrutarás del entorno natural y la decoración de estilo bohemio. Valérie ha instalado en la vivienda principal su taller de escultura y ofrece clases para todos los niveles utilizando tierra o madera, según tú elijas. El entorno campestre y silencioso del canal de Nantes a Brest despertará, sin duda, tu inspiración.

Para más información: www.osmondebateaugite.com (FR)

5. Sueños púrpura

Péniche Orphée

Abandónate a los brazos de Orfeo y acurrúcate en el interior, completamente renovado, de esta gran gabarra color violeta, dejando vagar la imaginación por las aguas del canal... ¡pero sin soltar amarras! Decorada con un mobiliario actual y de estilo acogedor, esta casa flotante dispone de salón, comedor, cocina y un dormitorio, y puede alojar hasta seis personas. Anne-Marie estará encantada de recomendarte los más hermosos recorridos de senderismo de los alrededores. Josselin y su gran fortaleza medieval se encuentran a tan solo diez kilómetros, que pueden recorrerse fácilmente en bicicleta.

Para más información: www.peniche-orphee.fr (FR)

6.Ambiente retro en el río Blavet

Boutique de l'écluse

Ven a pasar una estancia muy especial a bordo de un cahotier,la histórica embarcación de los canales de Bretaña. Atracado cerca de la Boutique de l’écluse en Saint-Nicolas-des-Eaux, este barco puede alojar hasta cuatro personas. Podrás navegar despacito (¡sin permiso!) o quedarte en el embarcadero para vivir una noche insólita. La Boutique de l’écluse es la antigua casa de esclusas renovada y, además de ser una encantadora tienda de comestibles, ofrece barcas y bicicletas eléctricas para alquilar.

Para más información: www.aventurefluviale.bzh (FR)

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter