© Pierre Torset
En Bretaña, las vacaciones en familia van sobre ruedas Paseos en buena compañía

En Bretaña, las vacaciones en familia van sobre ruedas

¿Y si te llevaras las bicis de vacaciones este año? Emprender la marcha en bicicleta, de buena mañana, por los senderos bretones es una manera incomparable de disfrutar de experiencias juntos. Te esperan más de 1700 km de rutas ciclistas y vías verdes, con fabulosos paisajes de los que disfrutar mientras pedaleas.

plouescat16-alexandre-lamoureux-mg-7646.jpg

Si tu preocupación principal es la seguridad, en Bretaña las rutas ciclistas y, sobre todo, las vías verdes son seguras y están señalizadas y adaptadas para ciclistas infantiles. Estas últimas, en concreto, están reservadas exclusivamente para los peatones, las bicis y, en ciertos tramos, los jinetes.

Un recorrido en familia por las vías verdes bretonas

Alquiler de bicicletas y material

¡Pobre Leo! Le habías prometido para sus vacaciones paseos en bici todos los días, pero en el coche ya no cabe nada y todavía hay que atar la tienda de campaña y el carrito en la baca… La mejor solución: ¡alquilar bicicletas! En numerosos establecimientos, y también en algunos alojamientos, podrás encontrar una amplia selección de bicicletas y accesorios con los que equiparte en toda regla antes de lanzarte por los caminos bretones. Algunos proveedores profesionales ofrecen mayor flexibilidad para el alquiler, pues cuentan con una red de puntos de devolución. ¡A pedalear, Leo!

Alquiler de bicicletas

Tanto si viajas en bicicleta de manera itinerante como para dar un paseo, existen diversos modos de transportar a los más pequeños:

  • Silla portabebés: te permite llevar a tu hijo sentado detrás. Ocupa poco sitio y es barata, pero quizá no ofrezca suficiente confort para las distancias largas.
  • Bicicleta tándem para niños: existen dos versiones. La primera consiste en enganchar una tercera rueda a la bicicleta del adulto, lo que le da el aspecto de una bicicleta tándem para dos. La segunda funciona con una barra de remolque que sirve para unir la bicicleta del niño con la tuya.
  • Remolque: se engancha a tu bicicleta para transportar uno o dos niños, según su capacidad, al igual que algo de equipaje. Ofrece también la ventaja de protegerlos del sol o de la lluvia.

Para ir siempre seguros, no olvides nunca el casco, los chalecos reflectantes y el timbre para avisar de tu presencia a otros ciclistas y viandantes. Es importante recordar que, tras varias horas en bici o en el remolque, tus hijos necesitan una parada para merendar o comer algo, ya sea en las zonas preparadas para este fin o en plena naturaleza, ¡para desfogarse a gusto!

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña