Ver fotos (8)

Biscuiterie la Maison Guella

Si te gustan los dulces no puedes dejar de visitar la confitería Guella.
a Cancale

  • Desde hace tres generaciones, la familia Guella combina la sal y el azúcar para delicia de las papilas… y los ojos. Un taller lleno de sorpresas en las alturas de Cancale.

  • Esta es una visita bien merecida después de recorrer el camino costero. En Cancale, la ciudad del gusto, la casa Guella declina recetas tradicionales para preparar galletas, caramelos y otros dulces como los lichouseries a la mantequilla salda. En cuanto entras, el perfume te traslada a la infancia. En contraste con el exterior del edificio, el interior destila una atmósfera deliciosamente retro. Muebles antiguos, objetos de familia, colecciones de recipientes acompañan a la degustación y a...
    Esta es una visita bien merecida después de recorrer el camino costero. En Cancale, la ciudad del gusto, la casa Guella declina recetas tradicionales para preparar galletas, caramelos y otros dulces como los lichouseries a la mantequilla salda. En cuanto entras, el perfume te traslada a la infancia. En contraste con el exterior del edificio, el interior destila una atmósfera deliciosamente retro. Muebles antiguos, objetos de familia, colecciones de recipientes acompañan a la degustación y a la presentación de un trabajo que sigue siendo artesanal. Verás como el azúcar a muy alta temperatura se estira, se dobla y cambia de colores, cómo la pasta del kouing-amann se dobla cientos de veces para conseguir el hojaldrado ideal. ¡Venir a conocer todas estas técnicas absuelve de todos los pecados de gula!
  • Idiomas hablados

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias