Visites guidées des Falaises d'Armor

Los acantilados más altos de Bretaña
Visitas guiadas a Plouha

Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
Office de Tourisme Falaises d'ArmorEmmanuel Berthier
  • Las Falaises d’Armor, entre tierra y mar, protegen 14 kilómetros de costas silvestres, de playas y cabos rocosos. Un destino ideal para regenerarse lo más cerca posible de la naturaleza.

    Los acantilados de Plouha son los más altos de Bretaña. Culminan a 104 m de altura, por ello, ofrecien magníficas vistas de la costa recortada de la región bretona de Goëlo. A sus pies se suceden las pequeñas calas cercadas por peñascos y puertos bretones de carácter muy marcado. El puerto de Gwin Zegal es uno de los dos últimos fondeaderos sobre postes de madera en Bretaña. Los barcos están amarrados a troncos de árboles plantados con sus raíces en la arena del mar. Al interior, otras curiosidades marcan el paseo con tintes azules y verdes. Un viaducto centenario cruza el valle cerca de Lanvollon. Un tejo milenario se encuentra en la plaza de la iglesia de Pommerit-le-Vicomte: el árbol es más antiguo que el edificio religioso. Son muchos guiños insólitos que convierten las Falaises d'Armor en uno de los sitios más atractivos de Bretaña.
  • Idiomas hablados
Web Oficial de Turismo de Bretaña