La Bahía de Saint-Brieuc - Paimpol - Los Cabos

  • Vieux gréement à l'île de Bréhat
  • Le Cap Fréhel
  • Hillion en famille

Entre el puerto de Paimpol y los majestuosos cabos Fréhel y de Erquy, podrás descubrir un destino gastronómico, intenso en sabores y emociones. Con la bahía de Saint-Brieuc en su seno, goza de luces cambiantes que descubren magníficos paisajes y una naturaleza protegida.

Qué visitar

El destino

Plateau de fruits de mer — Port d'Erquy

Productos finos y chefs con estrellas

En la región, hay una estrella a la que “hincar el diente”: la vieira. Con ella, se pescan muchos otros tesoros como el róbalo o el bogavante. Tierra adentro, hasta los productos más sencillos son deliciosos, como las alubias de Paimpol con denominación de origen, o las patatas de Ploeuc-sur-Lié. Con esas bazas, no es de extrañar que Saint-Brieuc sea una de las ciudades con más estrellas de Bretaña, gracias a los restaurantes le Youpala Bistrot, la Vieille Tour y Aux Pesked.

Baie de Saint-Brieuc - Paimpol - Les caps — Carte
Cap Fréhel

Los cabos deslumbran

Siga el sendero de los aduaneros para descubrir dos grandes lugares de Francia: el  cabo Fréhel y el cabo de Erquy. Los dos lucen brezales que se tornan a veces tan amarillos como la aulaga o tan malvas como el brezo, mientras que sus acantilados de gres rosa dominan grandes playas de arena blanca. Más hacia el oeste, los acantilados de Plouha, los más altos de Bretaña, ofrecen una vista increíble sobre la bahía de Saint-Brieuc.

Plage de la Comtesse — Saint-Quay-Portrieux

Saque provecho del encanto de las estaciones balnearias

En Pléneuf-Val-André, Binic, Erquy o Saint-Quay-Portrieux, saque partido de los placeres marinos. Ideales para las familias, las largas playas de arena fina invitan a la relajación, al baño y a los deportes náuticos. Haga una excursión marítima a lo largo de la costa en La Pauline, el velero tradicional de Pléneuf, o visite el faro de la Croix en kayak de mar…

Port Dahouët — Pléneuf Val-andre

Un encuentro con los marinos

A lo largo de los muelles de Paimpol, Dahouët, Erquy o Binic, unos coloridos barcos esperan la próxima marea. Desde una terraza, dedique un momento a observar la animación del puerto. Si quiere adentrarse en el universo de la pesca, acuda a la lonja de Erquy. Allá se venden más de 60 especies de pescado y crustáceos. En Paimpol, una audioguía de senderismo le invita a escuchar a los marinos y a sus familias contándoles su oficio: guarda de esclusas, carpintero o descendientes de los “islandeses”…

L'île de Bréhat

La isla de Bréhat, sensación garantizada de estar en un mundo aparte.

Desde el extremo de l'Arcouest, diez minutos en barco bastan para alcanzar Bréhat. Sin embargo, la sensación de estar en un mundo aparte es inmediata. No hay ningún coche, pero sí muchas flores y un microclima suave. En la parte sur de la isla, los jardines rodeados de muros bajos rebosan de lirios africanos azul-violeta. Hacia el norte, la naturaleza se torna más salvaje. El camino se acaba bellamente en el faro del Paon construido sobre rocas de granito rosa.

Le Château de Bienassis

Monumentos que desatan la imaginación

Entre Paimpol y los cabos, los castillos le parecerán sacados de verdaderos decorados de cuentos de hadas y de cine. El fuerte la Latte está magistralmente situado en la punta de un cabo En Quintin, la finca poco común alberga dos castillos El ambiente se dulcifica en las ruinas, jardines y huertas de la abadía marítima de Beauport. Por lo que respecta al castillo de gres rosa de Bienassis, se encuentra rodeado de fosos y jardines al estilo francés.

Randonnée équestre à Fréhel

¡Una estancia al galope!

Los amantes de la equitación encontrarán aquí su paraíso. Galopar a lo largo de la playa de Sables d’Or les Pins o de la bahía de Saint-Brieuc, recorrer el Équibreizh entre brezales, bosques o el campo…  o cabalgar durante todo el día será un placer real. En familia, descubra el caballo bretón en la cuadra nacional de Lamballe y asista a carreras en el hipódromo de la bahía. Las cabalgatas de otoño no son para perdérselas.

Moncontour

Remóntese en el tiempo en ciudadelas con carácter

Con sus murallas, sus casas burguesas y sus callejuelas medievales Moncontour está entre los Pueblos más bellos de Francia. Se puede visitar a pie. En la ciudad histórica de Lamballe, descubrirá la Bretaña del siglo XX a través de los cuadros de un hijo de la comarca, Mathurin Méheut. Por lo que respecta a las pequeñas ciudadelas con carácter, destacan Quintin, la ciudad de los tejedores, y Châtelaudren, antigua capital de la moda. No se las pierda.

Balade sur le GR 34

Pasee en plena naturaleza

Si le gusta la naturaleza, ha elegido el destino perfecto. Por supuesto están los famosos recorridos, como el GR® 34 que sigue toda la costa bretona, o el camino de Santiago que parte de la abadía de Beauport y se mete tierra adentro. También podrá pasear por la reserva natural de la bahía de Saint-Brieuc, la reserva ornitológica del cabo Fréhel, los brezales de Lanfains, o en el entorno del caos del Gouët, donde enormes bloques de granito emergen del río.

Festival du Bout du Monde

¡Eventos todo el año!

En esta región no se esperan a que lleguen las buenas ocasiones para montar fiestas, ¡las hacen! En abril, Erquy celebra la Vieira, mientras que en Saint-Brieuc, el festival de Complèt'Mandingue rinde homenaje a la música africana. Le mundo del mar se reúne en Saint-Quay-Potrieux con Los Oceánicos, y en Paimpol cada dos años con el festival del Canto marinero. Y no nos olvidemos de  Art Rock y sus Rock'N Toques, el festival Photoreporter… en Saint-Brieuc, Binic Folks Blues Festival, la Fiesta de los Tejedores y el festival de los Cantantes callejeros en Quintin, etc.

Experiencias bretonas

Para visitar y hacer

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter