Roscoff y la isla de Batz

El puerto bretón más british

Foto 1 Roscoff y la isla de Batz Foto 2 Roscoff y la isla de Batz Foto 3 Roscoff y la isla de Batz Foto 4 Roscoff y la isla de Batz Foto 5 Roscoff y la isla de Batz Foto 6 Roscoff y la isla de Batz Foto 7 Roscoff y la isla de Batz Foto 8 Roscoff y la isla de Batz

Roscoff es para no perdérsela. La ciudad fue construida sobre una península abierta a la Mancha, posee casas que construyeron ricos armadores muy ornamentadas, una iglesia gótica flamígera… Te seducirá esta ciudad con puerto y playas. En frente, la isla de Batz y su clima suave invitan al relax.

Desde siempre el comercio ha dado prosperidad a Roscoff: telas, sal, maderas… y hasta cebollas exportadas a Inglaterra en el siglo XIX. Este vínculo con Reino Unido sigue siendo importante porque muchos barcos hacen el recorrido hasta Inglaterra (todo el año) y hasta Irlanda (abril-octubre). Resulta muy agradable pasear por esta población, alrededor de la iglesia de Notre-Dame-de-Kroaz-Batz, observar sus casas decoradas con agujas, gárgolas y cornisas, que hablan de esa opulencia pretérita.

En estado salvaje

Muy cerca de Roscoff se halla la isla de Siec, accesible a pie con la marea baja (recomendamos informarse bien de los horarios de la marea para no correr peligro). Antaño hubo una capilla, una escuela y hasta una industria conservera, pero ahora está deshabitada. Por ello, los aficionados a la fauna y la flora disfrutarán con la estación biológica y el acuario, así como el jardín exótico con más de 1.800 especies.

Rumbo a la isla de Batz

¡Quince minutos de travesía… y se alcanza la paz! La encantadora isla de Batz se visita a través de sus magníficos senderos costeros. La isla vive de la pesca, el cultivo de hortalizas y del turismo. Te encantará la suavidad de su clima y su magnífico jardín de esencias tropicales. Pasa unos días aquí para impregnarte del ritmo de la isla, saborear la tranquilidad y disfrutar de la belleza exuberante de su vegetación.

¿Lo sabías?

El primer centro de talasoterapia de Francia

En 1899 abrió en Roscoff el primer centro de talasoterapia de Francia. El doctor Bagot curaba el reumatismo. Desde entonces, el éxito del centro no ha hecho más que confirmarse.

fans de Bretagne

Venga a compartir sus mejores fotos de Bretaña y cumplir con todos los fans de Bretaña en todo el mundo.

www.fans-de-bretana.com

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter