El cairn de Barnenez

El mayor mausoleo megalítico de Europa

Foto 1 El cairn de Barnenez Foto 2 El cairn de Barnenez Foto 3 El cairn de Barnenez

El cairn de Barnenez es impresionante y es el testimonio de la presencia de una importante población en Bretaña varios milenios antes de nuestra era. Está situado en lo alto de un promontorio, sobre el mar, con vistas impresionantes a las bahías de Térénez y de Morlaix. ¡Impresionante!

No hace falta ser un experto en el Neolítico para sucumbir al yacimiento de Barnenz. Orgullosamente erguido sobre una colina que domina el mar, este Cairn (en irlandés, «montón de piedras») no le dejará indiferente. Con 70 metros de longitud y once dólmenes de granito, es el mausoleo megalítico más importante de Europa. Aprovecha esta visita para admirar la bahía de Morlaix y para conocer las excursiones y paseos por los alrededores.

¡Salvado por los pelos!

El Cairn de Barnenez hubiera podido desaparecer porque el lugar se convirtió en una cantera. En 1954, el arqueólogo P.R. Giot lo descubrió y solicitó que fuera declarado monumento histórico (dos años después) e inició una restauración que se prolongó hasta 1968. André Malraux, novelista francés, lo apodó el «Partenón de los bretones».

¡Sigue las marcas rojas y blancas!

Los excursionistas están de suerte pues el GR 34, con sus marcas rojas y blancas, conduce hasta la bahía de Morlaix. El sendero une Dourduff a Plougasnou. 400 metros después del cairn, en el lugar llamado Arnenez, baja el GR por la derecha: desde ahí la vista a Carantec es impagable.

¿Lo sabías?

¡Menudo trabajo!

Más de 3.000 m3 de piedras, 3 toneladas de dolerita y una tonelada de granito fueron necesarias para erigir estos dólmenes. No cabe duda de que la construcción de este lugar tuvo que movilizar a numerosísimas personas en su época.

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter