A respirar aire puro en Bretaña

5 escapadas para entrar en contacto con la naturaleza

Foto 1 A respirar aire puro en Bretaña

Si tu deseo es descansar en la naturaleza bretona, las posibilidades son muchas: dormir flotando sobre el agua o con una vista despejada al río, degustar platos con notas florales, beber una infusión en un marco bucólico...

Vistas imperdibles sobre el estuario del Loira

¿Qué prefieres: una cabaña-burbuja o un cubo de madera luminoso? La elección será difícil. Tendrás que elegir entre dos alojamientos insólitos a orillas del estuario del Loira, «Le Caballon de M. Plock» y «La Bienveilleuse». El único punto en común que te ofrecen es la posibilidad de descubrir una naturaleza imponente de distinta manera. El Caballon, un nido acogedor con forma de nave futurista, te ofrece un punto panorámico entre el cielo y el agua en la ribera sur. A través de las ingeniosas aberturas de La Bienveilleuse, podrás disfrutar de una vista despejada sobre las marismas. Dos maneras lúdicas de conocer las orillas del Loira.

Para más información:

Una casa solariega en un escenario mágico

En la península de Rhuys, el Manoir de Kerbot te garantiza una auténtica evasión. Este nuevo hotel-restaurante de 4 estrellas te propone 9 habitaciones en una longère (típica casa rural bretona) renovada en medio de un parque de 5 hectáreas. Las bóvedas, las piedras a la vista y los áticos añaden a la decoración sobria y elegante un estilo pintoresco. Gracias al spa que abre a principios de junio, podrás descansar aún más. Mientras tanto, disfruta de la terraza con vista al lago y de la compañía de las aves de las marismas del Duer. 

Para más información:

A flor del agua

Si vas a hacer puente... ¡hazlo en el agua, por supuesto! En Caden, cerca de Rochefort-en -Terre, las dos «cabañas flotantes» del Molino de Trévelo se funden en un decorado cargado de poesía. En un estanque rodeado de un amplio bosque, estas casas de huéspedes ecológicas, emplazadas en medio de los nenúfares, ofrecen un refugio ideal para alejarse del mundo. Podrás acceder a ellas en barca y con una cesta llena de productos regionales. Una cómoda terraza te invita a soñar arrullado por el canto de los pájaros y el murmullo del agua.

Para más información:

Du jardin à l'assiette

En Bretaña, la naturaleza también se saborea en la mesa, tal como sucede en el restaurante galardonado Aux Pesked, en Saint-Brieuc, gracias a su cocina floral y aromática. Las flores se recogen en el jardín, justo debajo del comedor. Las hierbas se compran en el mercado de Saint-Brieuc. Y para las verduras, el chef Mathieu Aumont se dirige a los productores de la zona. Aux Pesked forma parte de la asociación Tables & Saveurs de Bretagne, razón por la cual su cocina es de consumo local. 

Para más información:

Infusiones caseras

¿Te apetece saborear una tisana en el fondo del jardín? Es la propuesta que te hace L’Amante Verte,  un café-librería bucólico en Sixt-sur-Aff a un paso de La Gacilly. Las infusiones que se sirven aquí, así  como el ajenjo y otros licores, son ecológicas y caseras. El jardín, que es botánico, te invita aldolce farnientecon libro o sin él. Gracias a las constantes actividades que organiza L’Amante Verte alrededor de las plantas, podrás realizar paseos sensoriales en el jardín, descubrir la herboristería, degustar diferentes infusiones...

Para más información:

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter