© Xavier Dubois
La isla aux Moines y la isla de Arz Las dos islas más grandes del golfo de Morbihan
Ver el vídeo

La isla aux Moines y la isla de Arz

De las 42 islas situadas en el golfo del Morbihan, la de Moines es la más grande y se distingue por sus árboles, su clima templado y su estilo eco-chic. Su vecina, la isla de Arz, es más salvaje y cautiva a los visitantes que siguen su maravilloso sendero costero.

Las dos islas más grandes del golfo de Morbihan

¿Dónde están los monjes?

La isla, conectada todo el año con el continente gracias a una lanzadera que parte de Port-Blanc, a 15 km de Vannes, debe su nombre a los monjes de la abadía de Redon, a quienes la obsequió el rey de Bretaña en el siglo IX. Se extiende desde la punta de Trech al norte hasta la punta de Nioul al sur, a lo largo de más de 6 km, y su forma se asemeja a una cruz. Camelias, mimosas, palmeras y naranjos crecen en abundancia. Ven a pasear, fuera de temporada, por el antiguo pueblo de callejuelas floridas y pintorescas casas de pescadores. La isla se puede recorrer a pie o en bici, que podrás alquilar en el muelle. Es el medio de transporte ideal para explorar el Bois d’Amour (Bosque del Amor), las colinas cubiertas de brezos, las playas y los megalitos de la «perla del golfo».

Arz, «la isla de los capitanes»

Tras veinte minutos de travesía en barco desde la punta de Conleau, podrás descender en esta lengua de tierra salvaje. La isla de Arz, de poco relieve y llena de encanto gracias a sus diversos paisajes, su pueblo y sus antiguas casas solariegas patinadas por el tiempo, es el paraíso de los paseantes. El sendero costero, que da la vuelta completa, ofrece maravillosas vistas al golfo. En la punta de Berno, el molino de marea construido en el siglo XVI y restaurado por al trabajo de voluntarios apasionados funciona como el primer día. En el centro del pueblo, el museo Marins et Capitaines exhibe una época en la que casi todos los hombres de la isla partían al mar, con la marina mercante o la marina real.

¿Lo sabías?

Un trabajo de titanes

Frente a las costas de Larmor-Baden, se encuentra el impresionante cairn de la isla de Gavrinis con sus fascinantes muros grabados. En total, el peso de las piedras de esta obra neolítica supera las 18 000 toneladas. Un verdadero trabajo de titanes.

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias