© Vincent Lessirard

Casas rurales

Cuando se viaja en familia, a orillas del mar o en la montaña, y se quiere disfrutar de Bretaña con total independencia, ya sea para un fin de semana, una semana o para más tiempo, el alquiler vacacional es la solución idónea. Alquilar una vivienda en vacaciones significa disponer de un punto de partida perfecto para innumerables paseos y excursiones, sentirse como en casa con todas las comodidades, disfrutar de los más pequeños sin preocupaciones, y a menudo incluso contar con piscina propia. Seguro que entre las siguientes viviendas (todas ellas reconocidas por la Oficina de turismo) se encuentra el alquiler perfecto para tus necesidades. ¡Ven y te sentirás como en casa!