© Laurent Rannou

Todos los alojamientos

Una cama de matrimonio extragrande para ti solo, la familia entera en una yurta, acurrucados en pareja en un hotel con encanto, a la luz de las estrellas entre amigos, en alquiler vacacional, residencia turística, albergue o en una cabaña en la copa de un árbol: en Bretaña, las posibilidades de dormir a pierna suelta son innumerables, ¡imposible describirlas todas!