© Gilles Larbi
Las gargantas de Corong Un inmenso caos de rocas legendarias

Las gargantas de Corong

En el corazón de las Costas de Armor, cerca de Locarn, las Gargantas de Corong ofrecen un paisaje espectacular. Surcadas por el río Follezou, a ellas se llega por un camino que avanza entre las landas, surgiendo ante nuestros ojos un inmenso caos de rocas lleno de leyendas. ¡Es un lugar mágico!

Un inmenso caos de rocas legendarias

En medio del bosque de Duault, en las landas de Locarn, se multiplican los peñascos y rocas gigantes de granito, entre los que destaca el caos de Corong: un paraje natural de excepción formado por un gigantesco amasijo de piedras. Estos bloques nacidos de la erosión se convirtieron en refugio de los grupos de chuanes (insurgentes leales a la corona durante la Revolución Francesa ).Resulta muy agradable pasear por aquí, sobre todo en primavera cuando las flores dan color a las orillas del río.

Una piedra en el zapato

Es normal que un caos rocoso de semejantes dimensiones haya dado lugar a una leyenda: Un gigante llamado Budedé, al pasar cerca del río, se quitó las piedras que llevaba en el zapato creando así este amasijo rocoso. Es agradable pasar el rato serpenteando a pie en este bonito paraje natural disfrutando de un paseo que avanza entre musgos y helechos.

¡Oh, una nutria!

En este bosque habita una fauna impresionante. De noche las nutrias se atreven a sacar el hocico del agua. Este mamífero acuático es famoso por su gruesa piel marrón oscura, que lo protege del frío. Se calcula que un tercio de las nutrias censadas en Francia viven en Bretaña. No te olvides traer unos prismáticos porque igual tienes la oportunidad de verlas.

¿Lo sabías?

Vaya par de gemelos

Entre los numerosos megalitos de este bosque se hallan los famosos menhires conocidos como “Gemelos de Kerroux”. Los dólmenes de Gouaremou y el Dent de Saint Gervais (el diente de san Gervasio) merecen una parada.

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias