© Yannick Le Gal
Rochefort‑en‑Terre Un espectacular pueblo florido

Rochefort‑en‑Terre

Sin duda esta es uno de los más bellos «Pequeños Pueblos con Carácter» de Bretaña. Rochefort-en-Terre invita a emprender un viaje por el tiempo con sus murallas, el castillo y sus casas antiguas. La ciudad se engalana de flores y durante todo el año está animada con sus bonitas tiendas, galerías y talleres de artistas.

Un espectacular pueblo florido

En medio de las landas y los bosques, Rochefort-en-Terre se yergue sobre un peñasco rocoso y se engalana con flores de todos los colores. Esa combinación le ha permitido entrar en el club de los pueblos más bonitos de Francia. Aquí se cuidan todos los detalles: callejuelas adoquinadas, rótulos armonizados… La ciudad parece una joya engarzada en el corazón de Morbihan. No te olvides de levantar la vista para admirar las casas medievales de la encantadora plaza del Puits y de la calle Saint-Michel. En verano, la ciudad es totalmente peatonal. ¡La felicidad total!

Un castillo curioso

La construcción del castillo de Rochefort-en-Terre data del siglo XII, pero fue reconstruido en el XVII. Aunque en el siglo XX, el pintor norteamericano Alfred Klots lo reformó, lo transformó en palacete y no tardó en convertir el pueblo en lugar de encuentro de artistas.

Paseos en los alrededores

Para apreciar realmente este lugar lo mejor es venir por la mañana. Para escapar de la multitud, por la tarde las orillas del estanque del Moulin Neuf son el punto de partida ideal para una bonita excursión que rodea Rochefort-en-Terre. Calcula unas dos horas para los 6 kilómetros del recorrido azul.

¿Lo sabías?

Tras las huellas del hombre de Cromañón

A los más jóvenes les encantará este salto en el tiempo. Revive durante una tarde la época de los dinosaurios en el Parque de la Prehistoria: 25 hectáreas y unas 30 escenas reconstruidas entre lagos y barrancos.

Visitas imprescindibles

  • De la plaza Saint-Michel al castillo: casas del siglo XVI al XVIII, antiguos palacetes, casas de entramado de madera
  • La Lonja en forma de herradura
  • Las dos puertas fortificadas
  • Los vestigios del castillo medieval del siglo XII y el parque de la casa solariega del siglo XX
  • La colegiata Notre-Dame-de-la-Tronchaye de los siglos XII y XVI
  • El calvario del siglo XVI con tres niveles de esculturas
  • El lavadero

Información y reservas

Oficina de Turismo del Pays de Questembert


Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias