La Punta de la Torche y la bahía de Audierne Una roca gigante golpeada por el viento
Ver el vídeo

La Punta de la Torche y la bahía de Audierne

En plena tierra del Bigouden, la punta de la Torche es una península natural impresionante. Sus fuertes y continuos vientos la han convertido en un lugar ideal para el surf. Además sus yacimientos megalíticos atraen a multitud de excursionistas. En primavera, la punta se cubre con tulipanes de todos los colores.

Una roca gigante golpeada por el viento

La punta de la Torche o Beg an Dorhen (la punta de la loma, en bretón). La Torche se adentra en el mar como un espolón rocoso y deja atrás una tierra natural y salvaje que limita al Sur con la Bahía de Audierne. Es un lugar alejado del mundo, abrupto y soberbio. Entre marzo y abril se cultivan campos enteros de tulipanes. Sin duda, el mejor momento del año para visitarlo.

Un centro de surfistas

La roca de la Torche es un conocido punto de encuentro para surfistas y windsurfistas. Las olas y el viento siempre están presentes. Si no te van los deportes náuticos, ponte un buen calzado y camina por el sendero de la Punta. Este camino ofrece vistas impresionantes de toda la bahía y pasa ante distintos yacimientos megalíticos, como el túmulo coronado con un dolmen en pasillo y una avenida cubierta.

¡Pásame los prismáticos!

Aprovecha el paso por La Torche para conocer la bahía de Audierne. Con varios kilómetros de longitud es un medio natural protegido y su particularidad es la pedregosa playa de Ero Vili, un verdadero remanso de paz para las aves y una de las primeras zonas migratorias de Francia.

¿Lo sabías?

El regreso del "bigotudo"

Aunque había desaparecido del Oeste de Francia a mediados del siglo XX, el bigotudo ha vuelto a Brière y a la bahía de Audierne. No estamos hablando de un personaje pintoresco, sino de un pajarito gris y marrón, el Panurus biarmicus, cuya presencia habla del éxito de los programas de conservación del enclave.

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias