© Yannick le Gal
Fougères Una fortaleza milenaria
Ver el vídeo

Fougères

Una impresionante silueta de granito domina este pueblo… En cuanto uno llega a Fougères, se ve. Y situadas a los pies de la mayor fortaleza de Europa, las casas medievales construidas con entramado de madera y las calles adoquinadas no han perdido un ápice de su encanto. Ante tus ojos: mil años de historia.

Una fortaleza milenaria

Fougères fue un enclave muy importante en la lucha por las fronteras de Bretaña y su característico castillo medieval fundado en 1020 ha conservado su caché de antaño. Es muy agradable pasear por las calles del casco antiguo, el barrio más antiguo del pueblo, descubriendo las terrazas de bares y cafés y sus casas medievales de entramado de madera que recuerdan la riqueza pretérita de la ciudad. Sumérgete en la época dorada de Fougères. Un espectáculo de luz y sonido ilustra la visita del castillo y narra la historia desde el año 1000 al 1500. Realmente te transporta.

¡Menuda fortaleza!

Erguida sobre un peñasco de esquisto, este vasto complejo defensivo edificado entre los siglos XII y XV intimida al más incrédulo. Con sus trece torres cubre una superficie de dos hectáreas y sus fortificaciones, antaño rodeadas de agua, han sido restauradas por completo. Sigue el camino de ronda y disfruta de unas bonitas vistas a las murallas y a los jardines del pueblo.

Unos jardines extraordinarios

Fougères también es sinónimo de numerosos espacios verdes como el jardín público que corona el barrio medieval alrededor de la iglesia de Saint-Sulpice o las dos hectáreas de Val Nançon a las que se accede desde el castillo por la callejuela de Vaux. Y si te gustan los jardines temáticos, el Parque Floral del Châtelier es ideal para pasar unas horas. En primavera, las camelias, azaleas y rododendros iluminan el jardín.

¿Lo sabías?

¿Quién es Melusina?

Melusina es el hada de Lusignan. Pero también es el nombre de una de las torres del castillo que culmina a 30 m de altura, con unas paredes de 3,5 metros. Un sistema defensivo disuasorio.

Visitas imprescindibles

  • El castillo feudal del siglo XII al XV, complejo defensivo del ducado de Bretaña del año 1000 al 1500.
  • La iglesia Saint-Sulpice, siglos XV y XVIII.
  • El campanario más antiguo de Bretaña edificado en 1397.
  • La iglesia Saint-Léonard construida en el siglo XVI, restaurada en el XIX y ampliada en estilo neogótico.
  • El teatro del siglo XIX.
  • El antiguo convento de las Urbanistas del siglo XVII, admirablemente restaurado. Alberga la Escuela de Dibujo y Música.
  • El barrio Bonabry del siglo XIX.
  • La fábrica Morel y Gaté, una de las marcas de zapatos más prestigiosas. Su fachada está decorada con mosaicos firmados por Odorico.
  • La antigua fábrica de zapatos Réhault que hoy alberga la Casa de las Asociaciones llamada «Les Ateliers» (exposición permanente que evoca la industria zapatera en Fougères).

Información y reservas

Oficina de Turismo de Fougères


 

Web Oficial de Turismo de Bretaña