© Alexandre Lamoureux
5 playas secretas para tus vacacionesPequeños paraísos bretones

5 playas secretas para tus vacaciones

Aguas cristalinas, arena fina y dorada, desconexión paradisíaca… ¿Quieres descubrir estos increíbles rincones secretos? ¡Estás de suerte! A continuación, te presentamos las mejores playas bretonas para un verano inolvidable: cinco perlas ubicadas en un entorno natural para unas vacaciones de ensueño…

Arena blanca y aguas turquesas entre acantilados

La ensenada de Rospico, en Névez

¿Buscas un cambio de aires y de paisaje? ¡Ven y disfruta de esta magnífica ensenada cobijada entre los acantilados de Névez! Ven a bañarte en sus aguas transparentes, déjate acariciar por la suavidad de su arena blanca y disfruta viendo jugar a los niños en las pozas de marea. Coge tu máscara de snorkel y tu bañador y sal a explorar el fondo marino. O, si prefieres caminar, déjate seducir por el sendero costero por excelencia, el GR® 34, junto a Kerascoët y sus célebres chaumières (casas con tejado de paja)… Te creerás en Tahití, pero no, estás en Bretaña: ¡bienvenido al paraíso!

Névez


En el corazón de los tamariscos del norte del Finisterre

La playa de Traon Erc’h, en Roscoff

¿Es una playa pequeña? ¿Es una cala grande? Poco importa: los 65 metros de este pedacito de paraíso ofrecen un entorno resguardado e ideal para una sesión de yoga acuático a primera hora del día, frente a la isla Callot y a Carantec y, de fondo, el delicioso aroma de las flores del jardín exótico, a solo unos pasos. Bañarse o tomar el sol hasta el atardecer, evadirse tumbado sobre la arena dorada o nadando en aguas turquesas, disfrutar de juegos en familia o pescar cangrejos pequeños y nécoras: ¡en la playa de Traon Erc’h es imposible aburrirse!

Roscoff


Un lugar ideal para evadirte del mundanal ruido en Côtes d’Armor

La playa de Corps de Garde, en Binic

Por el sendero des Douaniers, el sendero costero por excelencia, llegarás a esta cala de arena fina: ¡una magnífica recompensa al final del camino! En tu playa privada y exclusiva, lejos del mundanal ruido, podrás sentirte como una estrella… ¡o casi! Situada al sur del municipio Binic-Étables sur Mer, entre dos puntas, es un paraje poco frecuentado. Descubre su fondo marino y las rocas que la rodean en marea baja: sus aguas tranquilas y traslúcidas son ideales para evadirse y soñar… ¿A quién no le gustaría sentirse Robinson Crusoe por un día?

Binic-Etables-sur-mer


Un refugio arbolado en el corazón del golfo del Morbihan  

La playa de Trois Fontaines, en Arzon

En la punta de la península de Rhuys, bordeada por un parque con árboles centenarios, la playa de Trois Fontaines ofrece lugares con sombra propicios para relajarse y… ¡hasta echarse una siestecita! Esta playa íntima del golfo de Morbihan invita a evadirse entre pájaros y veleros y en ella podrás descubrir 2 de las 3 fuentes que le dan su nombre. A la hora del almuerzo, podrás disfrutar de un picnic familiar en las mesas sombreadas. Y, para concluir la jornada, nada como pasear plácidamente por las callejuelas de Monténo, un paréntesis encantador del que no querrás salir…

Arzon


Dolce far niente en un paraíso preservado

La ensenada de Pissot, en Val-André

Al abrigo de los vientos y de los curiosos, la playa de Pissot, a la que se puede acceder a pie,  a través de un suave tramo de escaleras, augura un momento único de relajación bajo el sol. Descubre y disfruta del espíritu bretón y su arte de vivir con las aguas esmeraldas y la exuberante vegetación como telón de fondo. Desde esta joya escondida podrás admirar la punta de Pléneuf y el islote de Verdelet y relajarte con un buen libro en mano. Y ya, al atardecer, acércate al puerto de Dahouët por el célebre camino des Douaniers.

Pléneuf-Val-André

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias