© Yvon Boelle
Déjate guiar por los faros del mar de Iroise Descubre los centinelas del fin del mundo
Idea de estancia

Déjate guiar por los faros del mar de Iroise

En tierra o por mar, acércate a los legendarios faros de Finisterre, diseñados para resistir las embestidas de las olas. Por la noche, diviértete reconociendo sus luces y, sobre todo, admira su halo de luz…

Sugerencia para
3 días
Desde 284
POR PERSONA PARA 3D/2 N

DE UN VISTAZO

La mayor concentración de faros en Europa se encuentra en el mar de Iroise, donde la navegación es muy compleja. Aprovecha tu estancia en el fin del mundo para conocer de cerca estos míticos vigilantes que han resistido oleajes y tormentas. Vive unas noches inolvidables rodeado por las luces mágicas de los faros: ya sea desde lo alto del faro de Saint-Mathieu, a los pies del faro de Pierres Noires o junto a otros míticos faros de la costa bretona.

El faro de Saint-Mathieu, símbolo de los marineros bretones

¿Ya has llegado a L’Hostellerie de la Pointe Saint-Mathieu? Pues deja tus maletas y… ¡ánimo! Te esperan 163 escalones para llegar al balcón del faro de Saint-Mathieu. ¡El esfuerzo merece la pena! Desde lo alto, disfrutarás de una panorámica increíble de la costa norte de la península de Crozon y de la bocana de Brest. Un camino, de hecho, que el haz de luz del faro indica a los marineros. Con cielo despejado, podrás incluso ver el archipiélago de Molène y la isla de Ouessant.

Cuando bajes, date el tiempo de pasear alrededor del faro y los vestigios de la antigua abadía anexa. Puedes seguir el circuito de Saint-Mathieu, que forma parte del célebre GR34 (sendero des Douaniers) durante casi 9 km.

Y, al anochecer, no olvides volver a la punta para contemplar el baile de luces de los faros y las balizas del mar de Iroise. ¡Un espectáculo único!

  • L’Hostellerie de la Pointe Saint-Mathieu es un lugar encantador envuelto por la brisa marina, con olor a mar… ¡y con vistas al faro desde la habitación!
  • Varias veces al año el faro de Saint-Mathieu se puede visitar de noche. Una experiencia mágica bajo las estrellas, frente a la inmensidad del mar de Iroise (en 2019: 16 y 30 de julio, 13 y 27 de agosto)

Al abordaje de los faros míticos   

Por la mañana, ve a Le Conquet y ponte el chaleco salvavidas. ¿Listo para conocer de cerca los faros del Finisterre, aun con viento y oleaje? ¡Pura emoción!

Lucky, tu guía, te desvelará primero por qué el mar de Iroise es tan especial: sus corrientes marinas, su patrimonio natural y construido, su historia…

Luego iréis a conocer estos fascinantes centinelas de piedra, la mayoría clasificados como Monumentos Históricos: Four, Jument, Kéréon, Ar Men… construcciones en pleno mar apodadas por sus condiciones extremas como infernales por los marineros. ¿Sabías que el faro de Créac’h es uno de los más potentes del mundo o que el de Île Vierge es el más alto de Europa? ¡Pues vistos desde el mar son aún más majestuosos!

Durante tu visita puede incluso que tengas la suerte de cruzarte con alcatraces y otros mamíferos marinos

  • Siente la emoción de estar al pie de un faro y darte cuenta de lo difícil que debía de ser el cambio de guardia…
  • También puedes elegir la actividad «Fauna y flora», que, además de permitirte la observación de aves y mamíferos marinos, te conducirá al pie del mítico faro de Pierres Noires y al de Saint-Mathieu, visto desde el marr.

Llegada de algas a Lanildut y paseo en carro por Plouarzel

Por la mañana, tómate tu tiempo y disfruta de los «mimos» extra que ofrece tu alojamiento. Es todo un lujo contar con piscina climatizada, jacuzzi o sauna… ¡en el fin del mundo!

Luego, bien relajado, sal a pasear por el puerto de Lanildut. Podrás asistir a la llegada de los barcos pescantes que depositan las algas cosechadas en el mar de Iroise. ¡Hasta 40 000 toneladas por año! Muy cerca, en la Maison des Algues, podrás conocer más sobre este puerto histórico de Bretaña.

¿Quieres comer con vistas al mar? ¡Pues pasa por Le Chenal, en Porspoder! Un lugar de lo más agradable que propone deliciosa cocina casera.

Por la tarde, ve al faro de Trézien, en Plouarzel. Prigent Laot te espera para un paseo en carro «Entre tierra y mar». Durante el recorrido te contará la historia de los faros de Iroise, anécdotas sobre su construcción…

  • Desde Le Conquet o de Lanildut, pon rumbo a Ouessant, la isla de los cinco faros: Stiff, Créac’h, Jument, Nividic y Kéréon. Su Museo de Faros y Balizas traza la historia de la señalización marítima.
  • A lo largo de las orillas del Aber Ildut podrás ver los restos de las canteras de granito utilizado para construir algunos faros, así como el obelisco de la Concordia, en París.

Nos gusta

  • Pasear por el extraordinario enclave de la punta de Saint-Mathieu y disfrutar de una panorámica de 180° de Molène, Ouessant, la península de Crozon e incluso a veces de la punta de Raz y de la isla de Sein.
  • Sumergirse en la vida y el oficio de farero, en particular en pleno oleaje: ¡entenderás por qué los marineros apodaban a estas construcciones en pleno mar como infernales!

Descargar notas de viaje

Toda la información del sitio y más en un archivo pdf.

3 días / 2 noches De abril a octubre
Idea de estancia estimada (por adulto, mín. 2) 284 €
Opcional: tratamiento bienestar (20 min) Desde 29 €

El precio indicativo incluye:  alojamiento en la Hostellerie de la Pointe St Mathieu: elegante habitación junto al faro con acceso al espacio de bienestar (piscina cubierta climatizada, jacuzzi, sauna), visita al faro (y al museo de la abadía), ruta de los faros de Iroise (Archipel Excursions), paseo en calesa comentado: «Entre tierra y mar».

Atención: Los días y los horarios de apertura / disponibilidad pueden variar según los lugares y el periodo elegido. No olvides preguntar

 

Descubre otras ideas de estancia

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias