© Emmanuel Berthier
Pon rumbo al golfo del MorbihanNavega por las aguas del sur de Bretaña
Idea de estancia

Pon rumbo al golfo del Morbihan

Azul, verde, islas y hasta caballitos de mar… ¡Déjate sorprender por el golfo del Morbihan, la joya del sur de Bretaña!

Sugerencia para
3 días
Desde 250
POR PERSONA PARA 3 D/2 N

De un vistazo

El mar que se ve bailar a lo largo de los golfos claros tiene reflejos plateados, el mar… como cantaba Charles Trénet, ¡admira los reflejos cambiantes del golfo del Morbihan, en el sur de Bretaña!  Pasea por su capital medieval, Vannes, puerta de entrada al golfo. Ve al puerto de cabotaje y embárcate a bordo de un antiguo velero. Y, si quieres cambiar de perspectiva, puedes zambullirte en las aguas de la península de Rhuys. ¡Explora las maravillas de su fondo marino!

Paseo por Vannes, capital del golfo del Morbihan

¡Bienvenido a Vannes! Una preciosa ciudad enclavada al fondo del golfo del Morbihan donde reina un ambiente, a la vez medieval y contemporáneo, muy particular.

Pasea por su jardín al pie de las murallas magníficamente conservadas. Pasea por el corazón de su ciudad amurallada. Descubre la plaza des Lices, la catedral de Saint-Pierre, el Museo de la Cohue… No te pierdas la preciosa plaza Henri IV con sus casas inclinadas con entramado de madera. O el barrio de Saint-Patern, con aires de pueblecito. 

Tras el almuerzo, te espera un agradable paseo entre el puerto deportivo y la península de Conleau. En 4,5 km (9 km ida/vuelta), pasarás de la animación urbana de los muelles a la tranquila naturaleza de la punta des Emigrés. Por un lado, los pinares. Por el otro, marismas y prados salados… ¡Disfruta de los paisajes marítimos del golfo!

  • Los miércoles y los sábados por la mañana, podrás llenar tu cesta con productos frescos y locales del mercado de Vannes, en pleno centro histórico. ¡Y no te pierdas tampoco el mercado del pescado y el des Lices!
  • Disfruta del ambiente balneario de la península de Conleau, con su playa, sus barcos anclados, su piscina de agua de mar y sus agradables terrazas que invitan a relajarse.

Sube a bordo de Le Corbeau des mers

Para apreciar al máximo la belleza del golfo del Morbihan, ¡nada como llegar por mar! Vea a Port-Anna, en Séné, o a Port-Blanc, en Baden, y embárcate en Le Corbeau des mers, un tradicional velero de madera que te permitirá disfrutar de un día o de medio día de navegación a la antigua usanza.

Guiados por el capitán Éric, todos ayudan a las maniobras: ¡soltad amarres!, ¡izad velas, marineros!… Impulsado por el viento y las corrientes, entre las más fuertes de Europa, navegarás de isla en isla… ¡Cuenta la leyenda que el golfo del Morbihan tiene tantas islas como días tiene el año!

Bajo su gran vela roja, escucha con atención la extraordinaria historia de este barco, que participó en el llamamiento del 18 de junio de 1940. ¡Sumérgete de lleno en la historia de Francia!

  • Vive una experiencia marítima única a bordo del Corbeau des mers, una mítica balandra de madera de 1931. y no te pierdas la Semana del Golfo, un evento que reúne a magníficos antiguos veleros cada dos años.
  • Si quieres conocer más sobre el golfo del Morbihan y empaparte de la vida isleña, visita la isla de Arz y la  Île-aux-Moines.

Sumérgete en el corazón de la península de Rhuys

Dedica el último día a la península de Rhuys y disfruta de sus magníficas vistas del golfo del Morbihan. 

Por la mañana, detente en Saint-Gildas-de-Rhuys y saborea, por ejemplo, un delicioso café en una terraza, frente a la elegante iglesia abacial. El domingo, ve a la plaza del mercado y visita los puestos de los agricultores, pescadores y otros productores locales.

Por la tarde, puedes disfrutar de la belleza y del silencio del fondo submarino del golfo en el centro de buceo H2JO del puerto de Crouesty, en Arzon. ¡Un bautismo de buceo de 30 minutos que nunca olvidarás! Tal vez tengas la suerte de ver un caballito de mar moteado, la especie emblemática de estas aguas del sur de Bretaña.

En verano, también puedes practicar esnórquel y sentir la extraña sensación de ¡sobrevolar los fondos marinos!

  • Otra visita obligada es el castillo de Suscinio, que se alza entre dunas y pantanos y atrae tanto a los amantes de la naturaleza como del patrimonio.
  • Al final de la península de Rhuys, pasea por el puerto deportivo de Crouesty y Port-Navalo, un típico puerto pesquero y entrada marítima al golfo del Morbihan.

Nos gusta

  • Perderse en el laberinto de callejuelas medievales del centro histórico de Vannes y admirar los voladizos, las garitas, los matacanes, las gárgolas y otros detalles arquitectónicos de la época.
  • Recorrer el golfo del Morbihan dejándose acunar por el sonido del agua meciendo el casco de un antiguo velero.

Descargar notas de viaje

Toda la información del sitio y más en un archivo pdf.

3 días/ 2 noches De abril a octubre
Idea de estancia estimada (por adulto, mín. 2) 250 €*

*El precio indicativo incluye: alojamiento en La Villa Garenne (Vannes) con desayuno, jornada a bordo de Le Corbeau des Mers y bautismo de buceo.

Atención: Los días y los horarios de apertura / disponibilidad pueden variar según los lugares y el periodo elegido. No olvides preguntar

Descubre otras ideas de estancia

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias