© L'Oeil de Paco
Tesoros del Rance y magia de la costa Esmeralda De Dinan al cabo Fréhel, disfruta de impresionantes vistas
Idea de estancia

Tesoros del Rance y magia de la costa Esmeralda

Entre el fuerte y las murallas, los acantilados rosas y las villas Belle Époque encaramadas en sus puntas rocosas, ¡tendrás la sensación de viajar en el tiempo y contemplarás una estampa de postal!

Sugerencia para
3 días
Desde 146
POR PERSONA PARA 3 D/2 N

De un vistazo

Si eres un apasionado de la historia o te encantan los espacios abiertos y disfrutar al aire libre, ¡este viaje es para ti! En el norte de Bretaña, el tranquilo valle del Rance y la majestuosa costa Esmeralda desvelan con mimo sus tesoros. Primero una cita con la historia en Dinan, una de las ciudades medievales más bellas de Bretaña. Luego la elegante estación balnearia de Dinard y sus famosas villas Belle Époque. Por último, los impresionantes acantilados del cabo Fréhel y el espectacular Fort La Latte… ¡Una panorámica extraordinaria!

Vive la Edad Media en Dinan

Dinan es una encantadora ciudad de arte e historia con un centro histórico lleno de casas con entramado de madera  (¡casi 130!) y callejuelas empedradas.

La visita al castillo es casi obligatoria… Una hermosa escenografía te sumergirá en la vida cotidiana de los príncipes de la Edad Media.

Luego visita el mercado central, conocido como «La Cohue«. Bajo un hermoso techo de cristal, se multiplican los puestos de pescado, embutidos, productos delicatessen… ¡no te quedarás con hambre!

Por la tarde, no dejes de pasar por el portal des Cordeliers, la Torre del Reloj y la basílica de Saint-Sauveur, con sus máscaras de muecas, animales míticos y otros detalles figurativos.

Y, si tienes tiempo y curiosidad, también puedes visitar los talleres de artesanos de la empinada rue du Jerzual. Y así, poco a poco, llegarás al puerto por donde pasa el Rance.  ¡Ideal para un paseo nocturno!

  • Saliendo del puerto de Dinan, embarca a bordo del Jaman V para un crucero comentado por el Rance y el canal de Napoleón I (de abril a septiembre).
  • Si llegas por la mañana, detente en Combourg, una bonita y pintoresca ciudad de la Bretaña romántica donde Chateaubriand pasó parte de su infancia. Pasea alrededor del lago Tranquille, a los pies del castillo.

Dinard, energía marina y castillos junto al mar

Por la mañana, llénate de energía… ¡marina! El centro de interpretación de la planta mareomotriz del Rance, en La Richardais, desvela el funcionamiento interno de la planta mediante una exposición con vídeos, maquetas y hasta un gran ventanal con vistas a la sala de máquinas.

Almuerza en el corazón de la elegante estación balnearia. Tienes la opción de la cocina familiar del 8 Bis o del pescado a la brasa del Attiseur.

¡Y luego un buen paseo para rebajar la comida! Siguiendo el circuito «Lawrence d’Arabie«, sucumbirás al encanto so british de Dinard. El paseo une las playas del Prieuré y de Port-Blanc, a través del parque Port Breton y del antiguo barrio pesquero de Saint-Enogat.

A lo largo del sendero costero podrás contemplar las magníficas villas Belle Époque encaramadas en las puntas de Malouine y del Moulinet. En el dique que serpentea a sus pies, la vista se abre a 180° a la magnífica bahía de Saint-Malo.

  • Solicita el programa de exposiciones en la villa Roche Brune, la ocasión ideal de visitar una villa Belle Époque de Dinard.
  • El sábado por la mañana, no te pierdas el mercado de Dinard, uno de los más grandes y célebres de la región.

El cabo Fréhel y Fort La Latte en bicicleta eléctrica

Descubre dos lugares emblemáticos de la costa Esmeralda… ¡en bicicleta eléctrica!

Desde la bonita estación balnearia de Sable-d’Or-les-Pins, ve al cabo Fréhel. Primero pedalearás tierra adentro y pronto llegarás a los acantilados de pizarra y arenisca rosa de hasta 70 m.

A un lado, los colores cambiantes del mar, que van del azul celeste al verde esmeralda. Al otro, brezo, juncos y cardos tapizando el páramo a modo de mosaico vegetal. Abajo, pequeñas calas agrestes. ¡Un paisaje mágico!

Tómate un respiro junto al faro del cabo Fréhel, uno de los más potentes de Francia. Luego, coge la bici y dirígete a Fort La Latte, a través de Pléherel y Plénevon. Descubre los rincones escondidos de este mítico edificio feudal, observa sus aperturas… ¡y admira la vista! No lo olvidarás en mucho tiempo.

  • Puedes alquilar una bicicleta, con o sin asistencia eléctrica, en la tienda Nord Ouest, de Sable-d’Or-les-Pins, certificada «Accueil Vélo«
  • Echa un vistazo a las animaciones del Grand Site Cap d’Erquy – Cap Fréhel y elige una de las visitas por la naturaleza guiada por un monitor especializado en este tipo de actividades

Nos gusta

  • Recorrer las murallas de Dinan, un camino de ronda de 3 km desde el que se contemplan, por un lado, los tejados del centro histórico y, por el otro, el valle del Rance.
  • Asistir al espectacular vuelo de las aves de la reserva ornitológica del cabo Fréhel: chotacabras europeo, curruca rabilarga, alca común, arao común…

Descargar notas de viaje

Toda la información del sitio y más en un archivo pdf.

3 días / 2 noches De abril a septiembre
Idea de estancia estimada (por adulto, mín. 2) 146 €

El precio indicativo incluye: alojamiento con desayuno en La Maison Pavie (Dinan) y en el Hôtel Saint-Michel (Dinard), la excursión a bordo del Jaman V, el alquiler de bicicleta eléctrica en Sable- d’Or-les-Pins.

Atención: Los días y los horarios de apertura / disponibilidad pueden variar según los lugares y el periodo elegido. No olvides preguntar

 

Descubre otras ideas de estancia

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias