© Alexandre Lamoureux
Mariscada «Moluscos y crustáceos»

Mariscada

Saborear una mariscada es uno de los mayores placeres que uno puede darse durante las vacaciones en Bretaña. No hay nada como degustar crustáceos frescos que pasan del mar al plato en un abrir y cerrar de ojos. Se trata de un concentrado de sabores marinos para deleitarse en una terraza en el puerto o al borde de la playa.

crtb-ac0300-hamel-franck.jpg

¿De qué está compuesto este plato? 

La mariscada perfecta contiene crustáceos cocidos y moluscos crudos y cocidos: centolla, buey de mar, gambas, cigalas, ostras, bígaros, bocinas, almendras de mar, escupiñas, almejas… Puedes acompañarla con un rico pan de centeno, mantequilla semisalada y mayonesa casera.

¿Cuándo conviene degustarlos?

Los mariscos pueden consumirse todo el año. La composición del plato varía, lógicamente, según la estación. Por ejemplo, ¡olvídate de la centolla en verano!

Nuestros consejos para que el placer llegue a tu casa

  • Muchas pescaderías entregan, en cualquier domicilio de Francia, platos de marisco sumamente frescos directamente desde Bretaña (ya preparados o para componer): poiscaille.fr, laperledesgreves.com, boutique-paon.fr, luximer.com.
  • Presenta los mariscos sobre un lecho de algas y no sobre hielo molido porque, en ese caso, los productos tienden a perder el sabor.
  • Si deseas que tu degustación sea todo un éxito, los utensilios como la pinza y tenedores para crustáceos y los pinchos para las conchas son realmente indispensables. Para lavarte la punta de los dedos, un bol de agua con rodajas de limón será perfecto.

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña