© LAMOUREUX Alexandre

Conocer el Pays Bigouden

De Quimper a Pont-l'Abbé, naturaleza exuberante y focas grises
Idea de estancia

Conocer el Pays Bigouden

Disfruta de una estancia activa y yodada entre tierra y mar en la punta del sur del Finisterre. Una casa completamente renovada con materiales ecológicos, un jacuzzi del jardín y la proximidad a la playa te seducirán de todas todas.

Sugerencia para
4 días
Desde 228
por persona para 4 D/3 N

De un vistazo

¿Quieres desconectar y relajarte en medio de una naturaleza preservada? En bici, a remo o a pie, sumérgete en el universo mágico entre tierra y mar de esta punta del Finisterre que te abre su océano, sus inmensas playas de arena blanca, sus caminos secretos, sus capillas y fuentes y sus pintorescas casas de pescadores.

Visitarás Quimper, irás en barco a Île-Tudy, compartirás olas con las focas grises en un kayak de mar y pasearás a orillas del río de Pont-l’Abbé.

 

Quimper, el corazón de Cornouaille

Nada más llegar a la estación de Quimper te maravillarán los campanarios con filigrana de piedra de su catedral. Deja tu equipaje en la conserjería del centro histórico de la ciudad y deambula por las callejuelas salpicadas de fantásticas casas con voladizos. Para comer, puedes probar una de las muchas creperías de la place au Beurre o ir a La cantine des chefs, en rue Kereon: ¡su fórmula «platos caseros servidos en tarros» te sorprenderá! Luego, un recorrido rápido de la catedral o una visita guiada temática de la ciudad antes de que anochezca. Tras recoger el equipaje, toma el autobús 56C en quai de l’Odet en dirección Loctudy. Al llegar, solo tendrás 50 metros a pie hasta llegar a la luminosa y espléndida casa de Corine y Laurent, que te recibirán con una deliciosa cena elaborada con productos ecológicos que podrás disfrutar en el jardín si el tiempo lo permite.

  • «Quimper desde las alturas»: de junio a septiembre, cada último domingo de mes, sube a lo alto de la torre sur de la catedral con un guía conferenciante y disfruta de las vistas panorámicas de la ciudad
  • Para los gourmets, Les Macarons de Philomène es una visita obligada. Esta venerable institución ofrece una veintena de sabores, desde los clásicos hasta los más originales. 13 rue de Kéréon

Recorre en bicicleta Loctudy e Île-Tudy

Un desayuno 100 % ecológico y casero y ya estás listo para visitar Loctudy en bici. Siguiendo el itinerario del patrimonio, descubrirás las casitas de pescadores, el faro, la antigua conservera de sardinas y la magnífica iglesia románica del siglo XI. En el puerto deportivo, toma el ferry para cruzar el río de Pont-l’Abbé. En diez minutos estarás en Île-Tudy, un pintoresco pueblecito de pescadores que hasta mediados del siglo XIX fue una isla. Nada mejor para cambiar de época como perderse por el laberinto de callejuelas y casitas bajas, apiñadas unas contra otras. Para el almuerzo, un picnic ecológico cero residuos preparado por Corine o un restaurante en la plaza, frente a la ría, ¡lo que más te apetezca! Luego, disfruta pedaleando a lo largo de la playa y con un refrescante chapuzón. Y, si estás en forma, ve hasta Sainte-Marine. Pero, ¡cuidado con la hora de regreso! El ferry no espera y puede que tengas que quedarte con el único consuelo de ver atardecer en el puerto deportivo de Loctudy.

  • En el mercado —plaza del Ayuntamiento— puedes comprar productos locales y ostras todos los martes por la mañana.
  • Según la temporada, las Vedettes de l’Odet ofrecen una amplia gama de cruceros de ida y vuelta en el día al archipiélago de Glénan. Imprescindible para descubrir la reserva natural de Saint-Nicolas o nadar en una laguna de aguas cristalinas

Al encuentro de las focas grises en kayak

Primero, ve en bici hasta el puerto de Guilvinec siguiendo «La Littorale», incluida en la ruta ciclista V5. Luego visita Haliotika – La Cité de la Pêche para descubrir el ambiente de la pesca y la venta en la lonja. Tras un breve descanso en la playa de la Grève blanche y un picnic ecológico, ve al club náutico para una excursión en kayak de mar de 2h30. Acompañado por un instructor cualificado, déjate llevar con total seguridad por la magia del momento. Con el cuerpo a punto y la mente relajada, ya estás casi llegando a una colonia de focas grises, no muy lejos de la costa. Las paladas no les molestan y puedes acercarte un poquito más. Al volver, observa las huellas circulares del granito de la punta de Men Meur, marcas de explotación de una antigua cantera. Disfruta de un aperitivo al atardecer en el puerto de Lesconil antes de relajarte por completo y desconectar en el spa de tu casa de huéspedes. Puedes cenar en el Relais de Lodonnec, a 300 m de la casa.

  • Haliotika – La Cité de la Pêche: 1h30 de recorrido interactivo, visitas guiadas de la lonja, excursiones familiares, talleres gastronómicos, actividades infantiles…
    Nota: siéntate a las 16:30 en la terraza panorámica para disfrutar del precioso espectáculo del regreso de los barcos y de la descarga del pescado.

Los secretos del río de Pont-l’Abbé a pie

Hoy, al ritmo sereno de una caminata de 6 km, prismáticos en mano, explorarás los secretos del río de Pont-l’Abbé. Tras un pequeño desvío a la ensenada de Pen Ar Vir, otrora único puerto de Loctudy, frente a la casa del esclusero, sigue las marcas rojas y blancas del mítico GR®34, el sendero des Douaniers. Subiendo el río hacia Pont-l’Abbé, verás magníficas mansiones y un molino de marea antes de tomar el camino de sirga por el que se subían los barcos al puerto. Prismáticos en mano, contempla la gran variedad de aves: garceta común, tarro blanco, gaviota reidora, gaviota argéntea… A la vuelta del camino aparecerá Pont-l’Abbé, su puente habitado (solo hay 9 en Francia) y el asombroso campanario con cúpula bulbosa del convento de las Carmelitas. Cerca de la imponente masa granítica del «castillo de los abades del puente», los antiguos almacenes del quai Saint-Laurent evocan la actividad de este puerto comercial. Haz una parada en el pintoresco Café de la Marine, en la esquina del muelle, antes de explorar el centro histórico. Luego solo tienes que ir al otro lado del estanque para recuperar tu equipaje en la estación de autobuses.

  • El castillo alberga el Museo Bigouden, con sus colecciones de muebles, tocados y trajes magistralmente bordados.
  • Si buscas un bonito recuerdo, Pont-l’Abbé está lleno de tiendas de artesanía y souvenirs donde podrás satisfacer tus deseos.

Nos gusta

  • El animado puerto de Guilvinec, el emocionante encuentro con las focas y los aperitivos frente al mar…
  • Un paseo por el casco antiguo de Quimper y Pont-l’Abbé, y el encanto secreto de Île-Tudy

Alojamiento

Casa de huéspedes Balade Océane

En esta gran casa revestida de madera gris claro y una amplísima terraza podrás disfrutar de una cálida bienvenida en un ambiente luminoso y alegre. La cocina familiar y refinada está elaborada con productos ecológicos de productores locales y pan casero. Y hay una preciosa playa de arena fina a solo unos metros, ideal para relajarse y nadar.

Llega a tu establecimiento sin coche

La estación SNCF más cercana es la de Quimper.

Para llegar a tu alojamiento tras visitar Quimper, toma la línea 56 C de la red BreizhGo en la parada Saint-Corentin, en quai Odet, junto a la catedral.
Para llegar al final del día, toma la línea 56 C directamente desde la estación de autobuses, junto a la estación de tren. Atención: el último autobús sale sobre las 19:00.
Baja en la parada Loctudy-Lodonnec.
Tu alojamiento se encuentra a 50 m, en la misma acera.

Descargar notas de viaje

Toda la información del sitio y más en un archivo pdf.

4 días / 3 noches Del 01/05 al 05/09/2020
Idea de estancia estimada (por adulto, mín. dos personas) 228 €*

*El precio indicativo (a partir de) incluye: 3 noches en habitación doble con desayuno incluido en Balade Océane, consigna de equipaje en la estación de Quimper para descubrir tranquilamente la ciudad, transporte en autobús Quimper-Loctudy, alquiler de bicicletas clásicas o eléctricas y ferry I/V para Île-Tudy el día 2, la excursión en kayak de mar y la visita a Haliotika – La Cité de la Pêche el día 3, una cena en restaurante y 2 cestas de picnic ecológico cero residuos durante la estancia.

*El precio indicativo no incluye: los extras, las comidas y bebidas no mencionadas anteriormente, los gastos particulares

Los alojamientos con el distintivo «En Bretagne sans ma voiture» (NdT: Por Bretaña sin coche) están comprometidos con iniciativas de desarrollo sostenible.

Concretamente, se comprometen a:

  • Participar activamente en la economía local
  • Practicar una política de consumo responsable
  • Formar a su personal en materia de desarrollo sostenible
  • Gestionar sus residuos de forma responsable
  • Reducir su consumo de energía y de agua
  • Ayudar a los huéspedes en cuestiones de ecomovilidad
Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias