suitevg-246-17-fp-retouche.jpg
©Emmanuel Berthier
5 refugios de calma al borde del aguaIdeal para descansar junto a los canales de Bretaña

5 refugios de calma al borde del agua

¿Te apetece desconectar unos días por el canal de Nantes a Brest, del Blavet, del Oust o del Rance? Nuestros cinco «favoritos» son perfectos para disfrutar del entorno y de un merecido respiro.

3-les-onze-ecluses-d-hede-bazouges.jpg
©Emmanuel Berthier

1. Nidito zen a orillas del Oust, en Saint-Congard – Le Jardin intérieur

Una casa grande con fachada albaricoque y contraventanas azules, junto a un granero de piedra en el corazón de Saint-Congard, cerca del Oust y de la pequeña ciudad pintoresca® de Malestroit. Nada más entrar en Le Jardin intérieur te envolverá un sentimiento de bienestar. El azul pizarra y la madera de pino marítimo en bruto aportan el toque cálido al conjunto. En la planta de arriba hay dos habitaciones con ropa de cama 100 % ecológica, ¡desde el somier hasta la funda de almohada! En la planta baja, un gran sofá escandinavo invita a acurrucarse junto a la chimenea. Y el granero… ¡sorpresa! Esconde un jardín interior de lo más relajante. Si además decides solicitar los magníficos masajes shiatsu del anfitrión, ¡conseguirás un estado auténticamente zen!

Le Jardin intérieur

 


2. Habitaciones acogedoras y una buena mesa en Rostrenen – Ecluse 150

La esclusa de Bonen, en Rostrenen, arranca una nueva vida. A orillas del canal de Nantes a Brest, propone ahora habitaciones, restaurante y local para bicicletas. Certificada con el sello «Accueil Vélo«, la antigua esclusa ofrece ahora alojamiento para nueve personas en tres habitaciones. El azul de las contraventanas inspira en gran medida la decoración interior, con muebles antiguos y restaurados. La madera, el mimbre y los acogedores edredones aportan un toque de lo más acogedor. Tanto los huéspedes como los que están de paso, a pie o en bici, pueden disfrutar aquí de crepes y gofres caseros y otras delicias locales. Y en la terraza, al sol, ¡saben mucho mejor!

Ecluse 150


3. Suites vegetales en La Gacilly – Eco-hôtel Spa La grée des Landes Yves Rocher

Estas suites llevan el nombre de las flores fetiches de la marca Yves Rocher. Pizarra, revestimiento de madera, techo recubierto de vegetación… ¡las suites vegetales del Eco-hôtel Spa La Grée des Landes se mimetizan de maravilla con el paisaje!

Acurrucadas en las laderas, se articulan en torno a un gran salón y a una estancia grande con decoración sobria y relajante. Siéntate en la terraza, bajo la pérgola de madera, y disfruta de las vistas infinitas del verde valle del Aff. ¡Un auténtico oasis de bienestar en plena naturaleza!

Eco-hôtel Spa La grée des Landes


4. El arte de vivir con sencillez a orillas del Rance, en Plouër-sur-Rance – Les Jardins de la Matz

¿Te apetece disfrutar del jardín o prefieres las vistas al Rance? En Ploüer-sur-Rance, Les Jardins de la Matz ofrecen dos habitaciones, una suite familiar y un apartamento con vistas al campo o al río. La decoración , los objetos, los libros y otros pequeños procuran la sensación de estar en nuestra propia casa de vacaciones. Una invitación a relajarse y apreciar el arte de vivir con sencillez. Durante tu estancia podrás además saborear las frutas y verduras del huerto ecológico de los propietarios, que los producen siguiendo los principios de la permacultura, o los huevos recién puestos de sus gallinas. Sugerencia:¡pide prestada una bici a tus caseros y disfruta de un fantástico paseo por el canal del Rance!

Les Jardins de la Matz


5. Ambiente acogedor y compras sublimes en Léhontine

Casa de huéspedes Léhontine, en Léhon

Una pequeña joya. Justo encima de Dinan, a pocos metros del río Rance, te enamorarás de la pequeña ciudad pintoresca de Léhon… ¡y de Léhontine, la acogedora casa de huéspedes regentada por Isabelle! ¿Qué ofrece? Cuatro habitaciones decoradas con buen gusto, dos de ellas familiares; un desayuno copioso, un espacio de vida abierto varias veces al año a los artistas… y, en la planta baja, una tienda llena de objetos a cada cual más bonito, auténtico santuario de creaciones locales. Isabelle, además de mimarte, te orientará para que descubras los tesoros escondidos en este pueblecito medieval y el camino de sirga hasta Dinan. Un plan irresistible, ¿no crees?

Léhontine

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña