© Simon Bourcier
Observación de aves en BretañaLos seis mejores lugares para un espectáculo de alto vuelo

Observación de aves en Bretaña

Bretaña es un paraíso para los ornitólogos. Paso de aves migratorias, vuelos de aves marinas, bailes de pequeñas aves zancudas… Tanto en la costa como en las reservas naturales, ¡el espectáculo es permanente! Mira nuestra selección de mejores lugares para disfrutar como nunca de las aves.

La ruta de las aves migratorias

En Ouessant

Siéntate en una roca, con los prismáticos mirando al océano… y disfruta del espectáculo de los alcatraces, las alcas y los araos comunes alrededor de la isla de Ouessant algunos días de octubre y de abril. Esta isla es un lugar único de observación de aves migratorias, pero también la morada de muchas aves marinas. Encontramos, por ejemplo, algunas parejas de fulmar boreal. Otras especies anidan en sus acantilados costeros, desde el omnipresente chochín común hasta la exótica buscarla pintoja. Las orillas constituyen la despensa favorita de las chovas piquirrojas. Y, en las noches brumosas, ¡en el faro de Créac’h podrás disfrutar del revuelo de las aves paseriformes!

 

Ouessant, lugar destacado de observación ornitológica


Un paraíso para aves acuáticas

Las marismas de Séné

530 hectáreas de marismas, estanques salados, antiguas salinas, humedales… ¡Un enclave extraordinario para las aves marinas! Se han registrado hasta 200 especies en las marismas de Séné, en el golfo de Morbihan: cigüeñuelas comunes, avocetas comunes, pechiazules anidan allí regularmente, mientras que las espátulas comunes, los correlimos zarapitines o los andarríos bastardos pasan por estas marismas en su ruta migratoria. ¡Cada estación ofrece su propio espectáculo! Puedes observar esta increíble fauna por libre o con visita guiada.

 

PNR Golfo de Morbihan


Afluencia masiva de aves en invierno

La bahía de Saint-Brieuc

En invierno, hasta 40 000 aves de 112 especies diferentes se reúnen en la bahía de Saint-Brieuc. La mayoría son aves migratorias que se detienen aquí para pasar el invierno o para una simple escala. Otras son habituales del lugar, como el ostrero euroasiático y aves paseriformes como la alondra común, el bisbita alpino o el pardillo común. Durante la marea alta, las puntas de Guettes y de Grouin son ideales para observar las aves pelágicas. Por el aire planean el alcatraz, el frailecillo, los estercoráridos… Mientras que por el agua encontramos el negrón común, la serreta mediana o el alca común.

 

Reserva natural de la bahía de Saint-Brieuc

 


El reino del alcatraz

El archipiélago de Sept-îles

El alcatraz tiene su reino: el archipiélago de Sept-Îles, en el departamento de Côtes-d’Armor, el único sitio de anidación en Francia de esta elegante ave con precioso plumaje blanco. Al lado, los simpáticos frailecillos atlánticos, igual de emblemáticos, pero más difíciles de observar. Lo ideal para verlos es acercarse en barco desde Perros-Guirec. ¡Sube a bordo del Saint Guirec con Denis y descubre estas especies protegidas! En la costa, el granito de Castel Erek sirve de refugio para el ostrero euroasiático y otras aves zancudas. Más al oeste, los grandes cormoranes negros y los charranes ártico ocupan los islotes de la bahía de Morlaix, otro lugar ineludible de la costa norte de Bretaña.

 

Reserva natural de Sept-Îles


El paraíso de las cigüeñas

Las marismas de Brière

Plumaje blanco, puntas de las alas negras, patas y pico rojos… La cigüeña blanca no pasa desapercibida en las marismas de Brière. Desde lo alto de los postes eléctricos donde anida, disfruta de una vista única de los prados inundados, su medio natural predilecto. En el Parque Natural Regional de Brière se reproducen cada año especies como el pechiazul, el fumarel común, la  buscarla unicolor​, la espátula común o el avetoro común. Ocho senderos balizados te permitirán observar más de cerca la riqueza ornitológica del lugar. Si puedes, ¡que sea al amanecer o al anochecer!

 

Observación de aves en el Parque Natural Regional de Brière


Un enclave de especies raras

El cabo Sizun

¡Atención, aves raras! Entre los páramos, las praderas marinas y los acantilados de la reserva del cabo Sizun podrás observar el cuervo grande, la chova piquirroja o el halcón peregrino en tierras bretonas. Estas especies únicas viven aquí todo el año. Cada primavera, los altos acantilados de granito sirven permiten anidar a especies como la gaviota tridáctila, el arao común, el fulmar boreal, el cormorán moñudo, la gaviota argéntea o la gaviota sombría. A lo largo de un sendero podrás acercarte para observarlas en pleno empolle o crianza de sus polluelos. ¡Muévete despacio y sin hacer ruido!

 

La reserva del cabo Sizun

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias