© Yannick Derennes
Observar seis especies de animales marinos en Bretaña En su entorno natural y con toda discreción

Observar seis especies de animales marinos en Bretaña

Las costas, las bahías y los archipiélagos bretones son la guarida de muchos mamíferos y aves marinas. Algunos, como el delfín mular, viven allí todo el año. Otros, como el alcatraz común, permanecen en dicho hábitat durante migraciones estacionales. ¡Veamos de cerca seis especies, seis encuentros únicos!

macareux-moine-emmanuel-berthier-crtb-ac1836.jpg Macareux moine (Fratercula arctica) © Emmanuel Berthier

El delfín mular, emblemático pero salvaje

Una aleta, dos, tres… ¡Qué bonito es ver a los delfines mulares surcando las aguas bretonas! Aunque puede viajar hasta 100 km por día, este cetáceo de color gris es por naturaleza sedentario. Unos 400 individuos viven en la bahía del Monte Saint-Michel, la mayor población de Europa. Hay otros dos grupos en el mar de Iroise, alrededor de las islas Molène y Sein. Si bien lo vemos simpático y juguetón, el delfín mular ¡es un animal salvaje! Y así, por ejemplo, un fuerte movimiento con su potente cola es señal de enfado. Cuando salgas a la mar, deja que se acerque a verte por sí mismo. Puede que te cruces también con calderones grises, marsopas o, algo más raros, calderones comunes, cachalotes y orcas


El tiburón peregrino, enorme pero inofensivo

¿Quieres ver al tiburón peregrino? Pues la mejor época es en primavera o verano, mientras nada tranquilamente cerca de la superficie, no muy lejos de las costas del Morbihan, entre Groix y Ploemeur o Houat y Quiberon. También puedes cruzártelo junto a las islas Glénan o en el mar de Iroise. Para localizarlo, sigue las «líneas de las mareas», donde caza el plancton que tanto le gusta. Pese a su impresionante tamaño, es una especie inofensiva y particularmente vulnerable: está en peligro crítico de extinción. Al igual que el marrajo, al que se reconoce por su mancha blanca en su aleta redondeada y que ha vuelto a aparecer en el norte de Bretaña, frente a las costas de Trégor y alrededor de Bréhat.

APECS


La foca gris por el mar de Iroise

Si tiene el pelaje oscuro es un macho. Si lo tiene claro y moteado es una hembra. La foca gris vive en el parque natural marino de Iroise, donde se encuentra la colonia más importante de Francia. La población se deja ver sobre todo en invierno, por la muda. Pero podemos observarla durante todo el año. Sobre todo descansando en los islotes rocosos de Sein, Molène o de la punta de Penmarc’h. ¿Su postura preferida? La del «plátano», con la cabeza y la cola levantadas. Encontramos también algunos individuos en el archipiélago de Sept-Îles y en la bahía de Morlaix. Podrás verlas cerca de Plougasnou. ¡Verás qué mágico! Y no las confundas con la foca común, que es más pequeña y habita en la bahía del Monte Saint-Michel.


El frailecillo atlántico, el vulnerable loro de mar

A veces conocido como «loro de mar» por su gran pico colorido, es un auténtico superviviente: la caza, las mareas negras y el cambio climático han diezmado peligrosamente esta especie. Hoy, solo quedan entre 150 y 200 pares en Bretaña (¡y en Francia!), en la reserva natural protegida de Sept-Îles. Esta especie protegida vuelve cada año, de mediados de marzo a mediados de julio, para reproducirse y alimentar a su única cría. ¡No te lo pierdas! Podrás verla sobrevolar las aguas con el pico lleno de alevines pescados para su cría. Una vez en tierra, ¡su torpe caminar y sus curiosos gestos te enternecerán!


El alca común​, el ave marina más rara y amenazada de Francia

¿Los pingüinos vuelan? El alca común sí ¡y muy bien! Es un animal miedoso que se escapa rápido en cuanto se le acercan demasiado. Rechoncha, con pico ganchudo y de pelaje blanco y negro, esta ave marina, la más rara y amenazada de Francia, pasa la primavera en las costas bretonas. En particular, en el archipiélago de Sept-Îles (de febrero a julio) y en la bahía de Douarnenez, para protegerse de las tormentas. En el agua, el alca común flota como un corcho. Para observarla, lo mejor es acercarse en barco. Pero, también frecuenta los puertos, como en Le Conquet. Es un ave sociable y se la suele ver en compañía del arao común​, ¡que se le parece muchísimo! ¡Así que no las confundas!


El alcatraz común, la vedette del archipiélago de Sept-Îles

Sus plumas son impermeables, lo que les permite pasar largos periodos en el agua. Cuerpo blanco alargado, cabeza amarillenta, pico azul… ¡el alcatraz es tan bonito como ruidoso! Obsérvalo tú mismo si vas en barco a la reserva natural de Sept-Îles. Es allí, más particularmente en Rouzic, donde vive la única colonia reproductora de Francia de este gigante de los mares (¡1,70 m de envergadura!). De finales de enero a septiembre, más de 20 000 parejas se acoplan tras un invierno vagando por el mar. Y cuando no está en tierra firme, el alcatraz común pesca lanzándose en picado desde 20 metros de altura para echar hacia atrás las alas en el último momento y poder así sumergirse mejor en el agua. ¡Impresionante!

Cap sur les 7 îles à bord d’un vieux gréement

Avistamiento responsable de cetáceos

 

Los mamíferos marinos son muy sensibles a las perturbaciones, especialmente las parejas madre-cría. Si quieres observar mamíferos marinos de manera responsable, cuenta con proveedores que cumplan las normas básicas de no intrusión (velocidad, dirección, trayectoria y una distancia mínima de 100 m entre el barco y el animal) para preservar su tranquilidad y su salud.

Además, debes tener un comportamiento responsable cuando te acerques a mamíferos marinos:

  • Si los animales se acercan por sí solos, no intentes tocarlos, directamente ni con ayuda de un instrumento, para alimentarlos o nadar con ellos: son animales vulnerables y peligrosos para el ser humano.
  • Disfruta en silencio del avistamiento, evita gritar o hacer ruido con objetos a bordo de la embarcación.

Si sigues estas instrucciones podrás observarlos en las mejores condiciones.

Si navegas con tu propio barco en Bretaña, no olvides enviar tus comentarios u observaciones a la plataforma Obsenmer:  con ello ayudarás a los científicos a profundizar en su conocimiento y a preservar mejor las especies

 

Voir la charte Natura 2000 des bonnes pratiques

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias