© Olivier Marie
El alforfón, el oro negro de Bretaña Recuperación de un pequeño grano con propiedades beneficiosas

El alforfón, el oro negro de Bretaña

En forma de granos o de harina, el alforfón es bueno en todas sus formas. Sin gluten, rico en proteínas vegetales, fibra y antioxidantes, tiene un alto valor nutricional. Aquí te ofrecemos un resumen para saberlo todo sobre este grano milagroso emblemático de los sabores bretones.

moulin-de-bain-de-bretagne.jpg

¿Qué es el alforfón?

El alforfón (o trigo sarraceno) es una planta de flor originaria del noreste de Asia. Su producción se reactivó en Bretaña a finales de los años ochenta. Desde 2010, la harina de alforfón tiene una IGP.

 

 

¿Dónde encontrarlo?

Siéntete libre de empujar las puertas de los molinos que organizan visitas guiadas por toda Bretaña, como el Moulin de Bertaud en Bain-de-Bretagne o el Moulin de La Falaise en Batz-sur-Mer.

¿Cómo saborearlo?

La mayoría de las veces, el alforfón se transforma en harina para hacer galettes de trigo sarraceno, pero también se usa en muchos productos dulces y salados.

Los productos clásicos

Los más sorprendentes

  • Bordier sublima su famosa mantequilla con el potente sabor del alforfón tostado, cuya textura crujiente sorprende al paladar.
  • En el momento del aperitivo, Crousty Breizh, Krips o Celti Croc invitan a cambiar las tradicionales patatas fritas por patatas de trigo sarraceno artesanales.
  • El alforfón también pone su grano en la sal y se usa en la composición del gomasio: nigella, cilantro de India y flor de sal de Guérande en la de Olivier Roellinger y kasha, semillas de sésamo orgánicas y wakame salvaje en el de Alg’Emeraude.
  • El kasha (semillas de trigo sarraceno tostado) es justamente lo que Manon Elbé produce en Morbihan: un producto con un sabor natural a nuez que combina bien con los yogures o las ensaladas.
  • Y, para los golosos, el trigo sarraceno combina perfectamente con… ¡el chocolate! Esta es una de las ideas de Eric Jubin, el talentoso pastelero chocolatero que creó en 2003 la Chocolaterie de Pont-Aven.
  • ¿Todavía tienes hambre? Mademoiselle Breizh ofrece una gama de productos a base de trigo sarraceno, que incluye una deliciosa granola.

¿Y Alforfón para beber? 

Si bien se encuentra principalmente en nuestros platos, el trigo sarraceno también se puede consumir en forma de bebidas frías o calientes.

  • A la hora del té, por ejemplo, con Rooibos «Pays de la Roche aux Fées» de Baronny (una mezcla de almendra, cacao, caramelo y trigo sarraceno tostado) o con el té verde bretón Gwenn Ha Du de Lindfield, a base de alforfón, caramelo, manzana y espino.
  • Con un nombre derivado de los vocablos japoneses «soba» para el alforfón y «cha» para el té, la «sobacha» es una bebida mucho menos conocida, pero igualmente sabrosa. En Morbihan, Krazan fabrica una infusión de granos de alforfón para degustar en cualquier momento del día.
  • Lancelot y Britt elaboran cervezas a base de alforfón: la Telenn Du y la Gwiniz Du, de sabor muy pronunciado.
  • ¿Sabías que el único whisky del mundo que se obtiene solo a partir de trigo sarraceno, el Eddu, se fabricó en el corazón de la Bretaña, en la destilería de Menhirs?

El trigo sarraceno en la gastronomía

¡Los chefs bretones tienen toda una historia con el alforfón!

  • En el Auberge des Glazicks, Olivier Bellin reinterpreta el kig ha farz, un plato típico de Finistère, con bogavante, morcilla, piña, jamón ibérico y farz de alforfón.
  • En el Breizh Café, Bretaña y Japón se vuelven solo uno en el plato. Desde Saint-Malo hasta Cancale, pasando por París y Tokio, Bertrand Larcher reinventa la galette en una versión contemporánea.
  • La etiqueta «Crêperies gourmandes» agrupa a las mejores creperías de Bretaña y garantiza la calidad de los productos, el servicio y los conocimientos.

Bienestar

Además de ser saludable, el alforfón es bueno también para el cuerpo.

  • Es parte integrante de algunos tratamientos, como en el Spa du Val André, que ofrece cremas exfoliantes hechas de harina de trigo sarraceno y envolturas con manteca de karité y harina de trigo sarraceno.
  • Algunas marcas de cosméticos artesanales bretonas también ofrecen productos a base de trigo sarraceno: jabón exfoliante y mascarilla de arcilla (Ma Kibell), aceite hidratante a base de alforfón, sésamo e hinojo marino (Nominoë).

El Atelier de la crêpe es una escuela internacional que enseña el oficio de «crepero»

Desde octubre de 2018, la crepe tiene su propio templo en el muelle Duguay-Trouin en Saint-Malo. En un local de 600 m², podrás aprender a manejar el rozell (rastrillo) en el bilig (plancha) de la misma manera que se hacía antiguamente. Este taller fuera de lo común fue creado por Bertrand Larcher, fundador del Breizh Café. Aquí, conocerás todos los secretos de la crepe dulce y salada. Durante todo el año, se imparten cursos particulares y demostraciones culinarias para todo tipo de público, como también formación para los profesionales. Podrás deleitarte en un restaurante pedagógico de 80 comensales y en una tienda repleta de productos regionales.

¿Lo sabías?

La galette-saucisse: el referente de la Alta Bretaña

Una salchicha artesanal de cerdo puro y enrollada en una crepe de trigo sarraceno es la preparación más simple de la street-food (comida callejera) y la más popular de la Alta Bretaña. Mal que le pese a los puristas, podemos comerla acompañada de cebollas o con una pizca de mostaza. No busques la crepe de salchicha en el menú de una crepería, pues se come con la mano en el mercado, festivales, partidos de fútbol o numerosos eventos organizados al aire libre.

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña