© Teddy Verneuil
Paseo por la naturaleza en Bretaña, en pleno invierno5 ideas de fin de semana para respirar aire fresco

Paseo por la naturaleza en Bretaña, en pleno invierno

El invierno llega a Bretaña y con él los paseos privilegiados por la costa o los senderos. ¿Listo para una escapada oxigenante? En una naturaleza intacta, te invitamos a huir de la ciudad ¡y llenar los pulmones de aire puro! Despierta tus cinco sentidos, respira hondo y disfruta de momentos de auténtico bienestar. ¡Ven a pasar un fin de semana a Bretaña y déjate mimar por los beneficios de la naturaleza armoricana en invierno!

Ven a Paimpol en invierno y disfruta de la zona intermareal y de los moluscos 

¿Buscas una experiencia única, de lujo? ¿Un lugar inolvidable? Comienza con un paseo por la orilla durante la marea baja a la nítida luz del invierno. ¡Para disfrutar del marisco y de la pesca a pie no se necesita marea alta! Luego puedes tomar algo en un pequeño y animado bistró y visitar el mercado, sin olvidarte del puesto de pescado: ¡ríndete a las deliciosas vieiras, de extraordinaria calidad! Al horno o salteadas en la sartén con un poco de mantequilla salada, disfruta de su intenso sabor marino que se funde delicadamente en la boca.

¿Dónde dormir? Les Petites maison Arin, Paimpol

Disfruta de las virtudes relajantes y tonificantes del océano en cualquier época del año. Contemplar el agua, escuchar el sonido de las olas, sentir el latir de la naturaleza…

Naturaleza, diseño y calma con el golfo de fondo

¿Necesitas una pausa para llenar de luz y color los fríos meses de invierno? ¡Pon rumbo al sur de la Bretaña y al golfo del Morbihan! Pasear por la naturaleza y a orillas del mar entre Vannes y Auray, navegar entre los islotes de las cristalinas aguas del golfo, recorrer hasta 30 senderos balizados, incluido el GR® 34… ¡un magnífico plan detox para cuerpo y mente!
Y, para alojarte, nada mejor que las casas rurales de La Ferm’h, en Baden. 5 casas ecológicas llenas de luz, con una decoración colorida y de lo más acogedoras gracias a la estufa de leña. Calma, confort, bienestar… ¡déjate envolver por la magia del lugar!

Rutas de senderismo cercanas

¿Dónde dormir? La ferm’h


De vuelta a la tierra, ¡déjate encantar por La Roche-aux-Fées!

Los tímidos rayos de sol acariciando tus mejillas, la belleza de unas frágiles camelias bajo la escarcha, un gorrión acurrucado en su nido, un paseo por uno de los senderos de La Roche-aux-Fées, cerca del río Semnon y del dolmen más grande y mejor conservado de Francia… Ya, en el camino de vuelta, una granja, un vaso de leche de vacas recién ordeñadas, algo de lectura bajo una cálida manta, un tazón de chocolate caliente junto a la chimenea… ¡Ven y disfruta intensamente de la Bretaña en invierno! Descubre cómo la naturaleza no se aísla del mundo, sino al contrario: ¡te conecta con lo esencial! Simplemente, una cuestión de tiempo… 

¿Dónde dormir? La clé des champs, Martigné-Ferchaud


Sumérgete en la naturaleza agreste cerca de Dinan

A 20 minutos del mar, entre Rennes y St-Brieuc, en un entorno natural con magníficas piedras, las dos casas rurales de La Ville Heleuc te esperan para disfrutar del invierno bretón. Luminosas y acogedoras, con su zona spa, los 6 km de paseo bucólico por la finca, juegos, bicicletas y hasta una tonificante piscina natural… ¡el escenario ideal para disfrutar de la naturaleza! Tras una buena caminata o un paseo en bici, puedes ir hasta la costa Esmeralda o a Dinan. Y, a la vuelta, disfruta de una merecida cena de exquisiteces bretonas y productos locales. ¡Una estancia de lo más natural y acogedora para mejorar tu ánimo y tu energía!

Paseos alrededor de Plélan-le-Petit

¿Dónde dormir? La Ville Helleuc, Plélan-le-Petit


Relájate y disfruta en el Domaine de Tréouzien: ¡piscina climatizada a 30° todo el año!

En invierno sienta de maravilla recorrer la ruta ciclista de la Pointe du Raz-Pointe a Penmarc’h o recorrer a pie el GR®34 hasta el cabo Sizun… ¡Pero aún mejor es terminar la jornada con un cálido baño burbujeante! En el Domaine de Tréouzien, además de una acogedora habitación con spa privado, puedes disfrutar de una piscina climatizada a 30° durante todo el año. Y, si lo deseas, también puedes disfrutar de un momento de relajación total en el espacio de bienestar con spa y sauna… ¿y un masajito, quizás? ¡Y no te olvides de visitar el pintoresco puerto de Port Poulhan y el yacimiento arqueológico de Menez Dregan!

¿Dónde dormir? Domaine de Tréouzien, Plouhinec

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nuestras sugerencias