© Alexandre Lamoureux
Cicloturismo en familia

Cicloturismo en familia

Descubrir la Bretaña en bici, cabello al viento, parece un sueño de infancia… Si quieres un viaje entretenido e inolvidable, elige rutas fáciles y señalizadas, lejos del flujo de tráfico, para disfrutar de la frescura y la variedad de los paisajes recorridos. Compartir momentos, jugar, descubrir nuevos lugares… ¿Listo para viajar con toda la tropa?

¿Para quién?

¡Para todo el mundo! A los niños les encanta esta forma de viajar y se adaptan sin problemas. 2000 km de itinerarios señalizados y de alojamientos accesibles.

Los niños pequeños pueden viajar en un remolque adaptado. ¡Mucho más divertido y cómodo que un portabebés! Las empresas de alquiler de bicicletas del lugar tienen todo el material que necesitas.

Desde los 7 años (¡o antes!), los niños van en su propia bici. También existe la opción «tercera rueda» para ayudarles a pedalear sin que se den cuenta… Conviene no obstante moverse siempre por vías verdes: ¡es sin duda el recorrido más seguro!

 

¿Qué distancia recorrer por día?

Empieza por etapas cortas: Una jornada de 15 a 25 km es razonable para no desmotivarse el primer día y disfrutar de Bretaña poco a poco. También es importante adaptar las etapas a la edad de los niños.

Nuestros consejos

  • Realiza las distancias más largas por la mañana. Puedes pedalear por la mañana y reservar la tarde para la playa o para visitas turísticas.
  • Madruga para aprovechar al máximo el día y disponer de cierto margen para imprevistos.
  • Para de vez en cuando para observar las gaviotas o los patos, hacer un picnic…
  • No sobreestimes las capacidades físicas de los niños ni las tuyas propias. Busca caminos de sirga, que suelen tener poco desnivel.

¿Cómo equipar a los aventureros?

  • Para el material piensa en la posibilidad de alquiler, mercados de segunda mano, trueques…
  • Comprueba el tamaño, la calidad y el estado de las bicicletas, y ¡no olvides el kit de reparación! Comprueba la presión de las ruedas y el estado de los frenos.
  • El uso del casco, siempre de tamaño correcto, es obligatorio para los niños menores de 12 años, tanto si van en su propia bici como si son transportados como pasajeros.
  • Piensa en llevar un equipaje reducido, bien dispuesto en las alforjas, con la ropa estrictamente necesaria.
  • No olvides llevar agua y algún tentempié.
  • Y para la vuelta, piensa en la posibilidad de viajar en tren… o en el transporte de las bicicletas y/o del equipaje.

¿Dónde dormir?

Una vez bajado de la bici, la región de Bretaña está llena de parajes naturales por descubrir, una fauna y una flora exuberantes, castillos encantados… ¡Vamos, cansancio asegurado! ¡Aunque los niños recuperan rápido! Casas de huéspedes, casas rurales, campings: si quieres reponer fuerzas, nada como contar con los alojamientos que lleven el sello Accueil Vélo. Se encuentran a menos de 5 km de las principales rutas ciclistas bretonas. Nuestro consejo: ¡reserva si es posible antes de la salida!

Seguridad

  • Mantente siempre alerta en las carreteras, las intersecciones y los puentes.
  • Recuerda a los niños las normas de seguridad básicas.
  • Respeta las normas de tráfico (fr): conduce por la derecha, mira siempre hacia delante y para antes de cruzar una carretera.

Últimos consejos para viajar por carretera

Disfruta al máximo de tu estancia en Bretaña: visita los alrededores, saborea sus deliciosas crepes para merendar y… ¡vive unas vacaciones fuera de lo común!

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña