Ecolodge La Belle VerteEcolodge La Belle Verte
©Ecolodge La Belle Verte|Ecolodge La Belle Verte
5 ecocabañas para disfrutar con los niños de unas vacaciones en plena naturaleza Glamping en familia en un entorno único

5 ecocabañas para disfrutar con los niños de unas vacaciones en plena naturaleza

Las plantas florecen, los pájaros cantan… ¡Por fin es primavera! En una cabaña semienterrada, colgada o de diseño, sumérgete con su familia en el corazón de la naturaleza primaveral. Construir arcos, cazar mariposas o buscar tesoros… ¡Disfruta de las vacaciones en Bretaña en plan aventurero!

1. Confortables niditos mimetizados con el entorno para observar de manera privilegiada aves y mariposas

La Belle Verte

Las ecocabañas de La Belle Verte, cerca de Vitré, apuestan por el enfoque reciclaje y cero residuos. En plena campiña bretona, estos niditos semienterrados, enteramente realizados con materiales naturales, pueden acoger a familias de 4 personas. ¡A los niños les encantará dormir en el altillo! Si son mañaneros, es el momento ideal para admirar los pájaros del jardín: carboneros, petirrojos, abubillas… Pide en recepción un kit de observación para reconocerlos mejor. Y, cuando necesiten desfogarse, ¡que corran con una red tras las mariposas! Además, toda la familia puede seguir las pistas bajo los manzanos o en el prado en busca del tesoro. Una manera entretenida de conocer mejor y aprender sobre los animales, las hojas de los árboles, el compost…

La Belle Verte


2. Juegos en la naturaleza y cabañas-escultura en la bahía de Quiberon

La Belle Folie

Superpausée, Tissée Cactus… o dormir en una megatienda de campaña, una casa tejida o una cabaña tipo cactus son algunas de las propuestas de La Belle Folie. Una experiencia mágica para padres e hijos en la bahía de Quiberon. Las cabañas-escultura ecológicas de La Belle Folie se encuentran en el corazón de un frondoso bosque ideal para que los niños corran y jueguen. Reserva uno de los talleres de aventureros impartidos in situ por Soline, nuestra colaboradora externa (*). Su credo: concienciar sobre el respeto al medio ambiente y el cuidado del planeta a través de una experiencia única. Y tan única: los niños se lo pasarán de lo lindo con juegos de escondite, construyendo cabañas o tipis, fabricando arcos e instrumentos musicales con materiales encontrados en la naturaleza… ¡e incluso trepando por los árboles (con total seguridad, por supuesto)! ¿Y tú, mientras? Tómate un merecido descanso en el café-invernadero, respira aire puro en el baño nórdico… ¡dis-fru-ta!

(*) ausente del 24 al 29 de abril

La Belle Folie


3. Caza de dragones y merecido descanso en una cabaña de madera en Léon

Domaine de Kermenguy

Descubre en familia la guarida del dragón en el bosque del Domaine de Kermenguy, en Cléder. ¡Un recorrido lleno de escollos! Resolver el enigma de las hadas midiendo un árbol, esconderse de los korrigans, seguir las huellas de los animales… Un recorrido 100 % natural a lo largo del cual aprenderás mucho sobre la fauna, la flora y las leyendas bretonas. Por la noche podrás descansar en una de las cabañas familiares del recinto: la Jonquille, colgada a 6 m de altura en un roble centenario, la Stella, en el claro orientado al sur, o la tienda safari Victoria. ¿Vienes con adolescentes? Padres contra hijos o chicas contra chicos: participa en una «Triskell pursuit», una carrera de orientación por equipos por las 40 hectáreas de la finca. ¡Te prestamos las brújulas!

Domaine de Kermenguy

4. En busca del tesoro perdido en el valle del Blavet

Valle de Pratmeur

Sumérgete en el precioso valle del Blavet, en Quistinic. Al llegar, te recibirán los burros y ponis de la finca… ¡que tus hijos no podrán dejar de acariciar! Alpacas, gallinas, conejos… ¡el valle de Pratmeur es el Edén de los animales! Deja las maletas en una de las cabañas colgadas, ideales para familias con 2 o 3 niños. Acceder a ellas, por una pasarela o una escalera de caracol, ¡es de por sí toda una aventura! Una vez arriba, podrás disfrutar de la increíble panorámica de las 25 hectáreas de la finca. También puedes explorar cada rincón de la finca con una divertida búsqueda del tesoro. El trampolín en los árboles o el disco golf son otras de las actividades que puedes disfrutar in situ. ¿Tienes vértigo? Apuesta por la caravana bohemia. Quién sabe, tal vez alguna noche veas a elfos y korrigans por los alrededores…

Valle de Pratmeur


5. En primera fila para contemplar la naturaleza cerca del lago de Guerlédan

Cabane de Quénécan

Siéntete Robin Hood por un día en una cabaña colgada en el corazón del bosque de Quénécan. En primera línea para observar el despertar primaveral de la naturaleza. Escondido entre las ramas de un roble centenario, observa con tu familia el paso de un corzo o un jabalí, escucha el trinar de los pájaros… Adéntrate en el bosque o en los senderos que bordean el lago de Guerlédan, a solo unos metros. Por el camino, recoge hojas de árboles, semillas, musgos y toda una serie de tesoros para completar los herbarios de los niños. ¿Ya son mayores? Entonces intenta resolver con ellos la «Misión Quénécan», un landscape game que os sumergirá en la historia de Forges de la Salle. Les Cabanes de Quénécan están cerca de este antiguo pueblo siderúrgico bretón: ¡no puedes perderte la visita!

Cabanes de Quénécan

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña