5 hoteles mágicos en el GR®34

Una combinación perfecta: paseos junto al mar y descanso

Foto 1 5 hoteles mágicos en el GR®34

Este año el GR®34 cumple cincuenta años y los celebrará con vistas imponentes y bonitos paseos en familia a lo largo del litoral bretón. Pero ¡eso no es todo! Si deseas prolongar el placer, te sugerimos cinco lugares mágicos a un paso del sendero costero preferido de los franceses.

1. El Conquet, en el confín del mundo

El tramo más occidental del GR®34 se encuentra en el fin del mundo, en la península de Kermorvant, en Le Conquet. La propiedad «Les Galets Blancs» se compone de dos casas de huéspedes y unpen-ty(chamizo típico bretón), cada uno con su ventaja: un acceso privado al mar, una vista imponente al puerto o una bella terraza que domina la ría. Su punto común: una decoración que reúne el encanto de lo antiguo y el confort de lo moderno. El sendero de los aduaneros linda con la extensa playaLes blancs sablons.

Desde 150 € la habitación de huéspedes con desayuno incluido (dos noches mínimo).

Para más información: www.lesgaletsblancs.com

2. Lujo, calma y vegetación en Saint-Malo

Entre Saint-Malo y Dinard, el Clos Morin es un alojamiento tan encantador como atípico. Esta propiedad, próxima al parque de la Briantais que bordea el GR®34, se divide en tres espacios: unalongère(típica casa rural bretona) medieval, una capitanía del siglo XVIII y XIX, y un invernadero contemporáneo que ofrece piscina, jacuzzi y sauna. Las cinco habitaciones, de amplias dimensiones, están decoradas con sobriedad y elegancia. Los sofás señoriales del salón Châteaubriand te invitan al reposo, a menos que prefieras dar un paseo entre los árboles frutales del parque de 4500 m².

Desde 130 € para 2 personas con desayuno incluido.

Para más información: www.capitainerieclosmorin.com

3. A orillas del agua en Plouguerneau

14 habitaciones... ¡y las 14 con vista al mar! En Plouguerneau, el hotel Castel Ac’h de 3 estrellas se construyó mirando el mar, a un paso de la playa de Lilia por la que cruza el GR®34. Te ofrece una vista imponente al estuario de la ría Wrach. Aquí, el mar aparece hasta en el plato. En la cocina del restaurante, el creativo chef David Royer da protagonismo a los pescados, crustáceos y algas que podrás saborear en la terraza climatizada al son vivificante de las olas.

Desde 70 € hasta 120 € la habitación.

Para más información: www.castelach.fr

4. Como en casa, en Perros-Guirrec

En la Villa Les Hydrangeas, en Perros-Guirrec, podrás disfrutar de una decoración acogedora que mezcla muebles antiguos, de diseñadores o de estilo escandinavo, y hace énfasis en la comodidad. Los propietarios de este hotel 3 estrellas, Eric y Coralie, se esmeran en hacerte sentir como en casa. La construcción de granito rosa de los años treinta, antigua pensión familiar, y su ala contemporánea ofrecen hoy dieciséis habitaciones, de las cuales dos son suites familiares. La mayoría tiene vista al mar y al archipiélago de las Siete Islas que se extiende en el horizonte. El jardín cuenta con un acceso directo al GR®34 que pasa más abajo. Después de pasear, te tentarán los pasteles caseros que sirven en la confitería.

De 65 € a 220 € para 2 personas + 16 € el desayuno.

Para más información: www.villaleshydrangeas.bzh

5. Elegante pensión familiar en La Baule

En el corazón del «barrio de las aves» y de las elegantes casas de La Baule, en La Palmeraie reina un ambiente de «pensión familiar». El hotel dispone de nueve habitaciones, de las cuales cuatro son suites familiares. Aquí, todo evoca los locos años veinte: el ratán, la madera, el acero, el vidrio, el lino... El color pastel de cada habitación simboliza un paisaje típico de la región: las marismas, Brière y, sin duda, el océano. La playa y el GR®34 que la bordea se encuentran a unos pocos metros. ¡Y eso no es todo! Gracias al tejado-terraza y a un spa nórdico, podrás relajarte como bien lo mereces.

Desde 95 € la habitación con desayuno incluido.

Para más información: www.lapalmeraie-labaule.fr

Newsletter

Sigue conectado con Bretaña suscribiéndote a nuestra newsletter