© Naviguer sur le canal - Vallée de la Vilaine | Noe C. photography
Navega en modo "cabotaje" por una Bretaña secretaDe la Mancha al Atlántico por los canales

Navega en modo «cabotaje» por una Bretaña secreta

Ponte la gorra de capitán y navega desde Saint-Malo hasta Belle-Île-en-Mer. A lo largo de los ríos Rance y Vilaine, Bretaña revela mil y una facetas. Pasar por esclusas, detenerse en pequeños puertos fluviales, atravesar valles boscosos… ¡déjate llevar!

1. Bajar por el Valle del Rance

Saint-Malo-Dinan

¿Listo para tomar el timón? Partiendo de la ciudad corsaria, primero navegarás plácidamente hasta la presa de Rance. A estribor, contempla las preciosas mansiones Belle Époque de Dinard. Cuando el semáforo pase a verde, atraviesa la esclusa para navegar por el estuario del Rance. Déjate llevar por un valle agreste, salpicado de puntas, bahías y pequeños puertos fluviales. Una parada se impone en Saint-Suliac, antiguo pueblo de pescadores clasificado como uno de los «Pueblos más bonitos de Francia».  Si necesitas estirar las piernas, tienes varios senderos que parten del puerto de Ploüer-sur-Rance. El molino de mareas de Prat, que se puede ver justo antes de Vicomté-sur-Rance, es único en el Rance. En la esclusa de Châtelier, la cuenca se convierte en un canal… ¡estás llegando a Dinan!


2. Navega por el canal al ritmo de las esclusas

Dinan-Rennes

Desde lo alto del viaducto de Dinan, ¡la vista del puerto es magnífica! ¡Tu barco te está esperando! Rumbo a la capital bretona: ¡90 km al ritmo de 48 esclusas! Atraviesa la verde y romántica Bretaña, cuna de Châteaubriand. Y, además, haz una parada para visitar el castillo de Combourg, donde nació. A continuación, dirígete a Hédé-Bazouges y sus esclusas: ¡11 a lo largo de 2 km! ¡La vista del canal es impresionante! Descubre su historia en la Maison du Canal. Alquila una bicicleta en la casa del guarda de la esclusa «L’Îlle Flottante» para recorrer el lago de Bazouges. ¡Y observa con discreción las garcetas! Por el camino, el paisaje va cambiando, con meandros boscosos dando paso a arboledas… En Rennes, amarra tu embarcación en el muelle Saint-Cyr. ¡Y las animadas tabernas del Mail François Mitterrand quedan cada vez más cerca!

3. Navegar por los meandros del Vilaine

Rennes-Redon

Colinas de arboledas, acantilados de pizarra, llanuras pantanosas… Disfruta de los cambiantes paisajes a lo largo del río Vilaine, entre Rennes y Redon. Ahora es hora de abandonar la capital bretona escoltado por los runners del camino de sirga. En la esclusa de Moulière, disfruta de la vista de uno de los más bonitos molinos del río. Pasa por debajo del impresionante viaducto de Corbinières, de granito rosa. El Vilaine ha excavado aquí un pequeño cañón con laderas verdes y boscosas… ¡absolutamente mágico! A lo lejos se ve Redon, con sus muelles bordeados de casas de armadores: ¡estás en la confluencia del Vilaine y el Oust! ¿Quieres seguir disfrutando? Ve por el Oust hasta Île-aux-Pies y cambia tu barco por una canoa o una tabla de paddle. También puedes ir por el Aff hasta La Gacilly. ¿Ha visto estos coloridos y sigilosos pájaros? ¡Son martines pescadores!


4. Pasar del Argoat al Armor

Redon – Belle-Île-en-Mer

Del río Vilaine al océano, descubre dos tipos de Bretaña muy diferentes. Primera etapa: Foleux, un pequeño puerto marítimo… ¡en plena campiña! Luego podrás recorrer un paisaje como de auténticos fiordos entre La Roche-Bernard y la presa del Arzal, que marca la frontera entre el río y el mar. Al visitarlo, descubrirás el sistema que permite la descarga de agua salada. También podrás ver el paso de los peces. ¿Un consejo? Haz una parada en la península de Pénerf para saborear una docena de ostras. Un lugar que te seducirá sin duda por su autenticidad. Es hora de zarpar… Recorre la ensenada de Suscinio, con vistas al castillo, y pon rumbo a las islas de Hoedic y Houat: ¡dos joyas de la naturaleza! Las vistas de la ciudadela de Vauban al llegar al Palacio de Belle-Île-en-Mer, son absolutamente impresionantes. También puedes atracar en el colorido puerto de Sauzon… ¡otrora frecuentado por los vikingos!

También te gustará

Web Oficial de Turismo de Bretaña
Nos suggestions